A la caza del blogger

Visto en El País

La Comisión Europea de Cultura aprobó el pasado 3 de junio una resolución en la que aboga por un marco regulador para las bitácoras. En él se contempla un "etiquetado voluntario" que informe sobre la identidad del autor, sus intereses políticos o sociales y la responsabilidad social de éste. La resolución, que se enmarca en el Informe sobre la concentración y el pluralismo de los medios de comunicación en la Unión Europea, será debatida en el Parlamento Europeo el próximo mes de septiembre.

"La enmienda es una cuestión voluntaria. En Internet no existe la seguridad de que la información sea cierta", asegura la eurodiputada socialista María Badía quien considera que "el exceso de información" es una de las causas que promueven la intoxicación de la Red. De ahí, que constituir un censo voluntario de bloggers pueda generar un efecto de confianza en el lector: "ya que tenemos un exceso de información, se intenta procurar que los usuarios puedan saber quienes son las fuentes", argumenta Badía.



Entiendo que esto supondrá el fin del anonimato en la Red. Y no creo que por conocer la identidad de la fuente de información ésta sea más fiable. ¿Cuántos periodistas, comentaristas o tertulianos (por no hablar de políticos) no conocéis que no ofrecen ningún tipo de confianza? La "confianza" se basa en la reputación del blogger, no en su identidad. Gracias a nuestros salvadores de la Comisión Europea de Cultura (miembros y miembras) a partir de ahora estaremos más protegidos de los peligros de la Red, peligros como la libertad de expresión o el derecho a leer.


Actualización 12/06/08:

La SGAE pone contra las cuerdas a un blogger. Visto en El País.

Visto para sentencia el juicio entre la SGAE (Sociedad General Autores y Editores) y el blogger Julio Alonso, por publicar en 2004 un post en su blog titulado SGAE=Ladrones. Según la SGAE, el blogger es responsable de todo lo que se publica en su blog: las entradas propias del autor del blog, los comentarios y los enlaces. Según el demandado, un blog no es un medio de comunicación y por tanto no se puede aplicar la Ley de Prensa.

Si la SGAE gana el juicio, como parece que va a ocurrir, se creará un precedente. Por tanto, a partir de ahora, si vuestros blogs se llenan de comentarios ofensivos por parte de algún troll, vosotros seréis los responsables.

4 comentarios:

D.I.E.G.O. dijo...

Fascinante! diría el señor
Spock.
Y quien nos protejerá de nuestros protectores?
Estimo que el problema es: como hacer para recaudar algún impuesto del cual posteriormente servirse a placer.

Neutrino dijo...

Como siempre las novedades asustan a los dirigentes. Mas censura y control la libertad no gusta a los politicos

Un saludo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Es que debe dar mucho miedo que la gente, sobre todo fuera de las urnas, hable y se manifieste, porque entonces a los que viven de la política le entra vértigo...
Demasiada distancia entre los políticos y los ciudadanos de a pie. Demasiada

daviccy dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el comentario anterior, el de Antonio... y me preocupa mucho la dirección que está tomando el asunto.

La política (internacional) ha pasado de un entorno de "opinión pública" discreto matemáticamente, y por tanto controlable, a uno contínuo y difícil de controlar. Los analistas de los distintos partidos ya no saben desde dónde les van a llegar los palos ni la repercusión que pueden tener éstos... y la tendencia a día de hoy es inventar medios de control, o al menos de canalizacón de la opinión en internet.

El creciente estado de miedo a lo desconocido hace que estas medidas lleven a la crminalización de la opinión, o peor, del opinante. A mí, y perdón por la rudeza, me acojona bastante.