miércoles, 12 de septiembre de 2007

Ada Lovelace

En la última entrada mencioné de pasada a Lord Byron, uno de los poetas más importantes del Romanticismo. Esta entrada trata sobre su hija, Augusta Ada Byron King, más conocida como Ada Lovelace. Su historia pese a ser muy corta es más que significativa, Ada Lovelace no fue una mujer convencional. A Lady Ada Lovelace se la considera como “el primer programador en la historia de las computadoras”. Hace unos meses publiqué un artículo de Ramón Núñez, "la ciencia, género femenino" sobre el papel de la mujer en la historia de la ciencia, y eché de menos una mención a su persona.

Ada Lovelace nace en diciembre de 1815 (volvemos a la época del año sin verano) en Inglaterra. Considerada como la única hija legítima de Lord Byron, su madre fue Lady Anabella Minbake, matemática y astrónoma (Lord Byron la llamaba “La princesa del paralelogramo”). Ada Lovelace nunca conoció a Lord Byron, ya que sus padres se separaron cuando apenas contaba con dos meses (las malas lenguas dicen que Anabella era inaguantable, hipocondríaca y neurótica; y Byron un mujeriego que no se dejaba atar por ninguna mujer). Lady Anabella consiguió la custodia y nunca permitió que Byron conociera a su hija, ya que temía que ésta se viera influenciada por su personalidad y acabase convirtiéndose en una poetisa bohemia, imitando el carácter de Byron, inconstante y apasionado. Aunque nunca se vieron, mantenían correspondencia, y Byron le dedicó el Canto III de su poema “Las peregrinaciones de Child Harold”, que ella no leyó hasta cumplir los 15 años, cuando ya hacía mucho que su padre había muerto (murió en 1824, a los 36 años). Byron dijo una vez sobre su hija:

Espero de los dioses hagan de Ada cualquier cosa menos poeta, es suficiente con que haya un loco en la familia”.





Desde pequeña Ada siempre estuvo enferma y sufría de grandes dolores, aunque eso no le impidió acceder al saber científico, totalmente influenciada por su madre, tanto por el prestigio que suponía para una familia acomodada como la suya, como por apartarla de todo lo que tuviera relación con su padre (acercándola a las ciencias la apartaba de las letras). Recibió formación de los más prestigiosos matemáticos y astrónomos.


Su primer contacto con las máquinas fue en 1833, cuando apenas contaba con 15 años, al asistir junto a su madre a unas demostraciones de la “Máquina de diferencias” de Charles Babagge, al que se le considera como el primer diseñador de un ordenador, puesto que la máquina analítica diseñada por Babagge funciona con los mismos principios que los ordenadores actuales.

Ada se hizo amiga de Babagge y comenzó a trabajar con él para perfeccionar la máquina. Esta máquina estaba inspirada en las tejedoras mecánicas que transformaban el tejido según la información suministrada por tarjetas perforadas. Ada redujo el número de tarjetas usadas, pues demostró que usándolas también del revés formaba nuevas composiciones y nuevas series de programas, creando un lenguaje capaz de distribuir y combinar mensajes que fuesen comprendidos por la máquina (aunque para todo esto firmó con sus iniciales A.A.L., por miedo a ser censurada como mujer). Ada descubrió el software, mientras que Babagge hizo lo mismo con el hardware. Podemos afirmar por tanto que Ada Lovelace es la madre de la programación informática.

Toda su vida resulta de lo más novelesca, y podría haber sido uno de los personajes de las historias de su padre. Conoció a personalidades como Charles Dickens o Michael Faraday. Su vida sentimental estuvo salpicada de innumerables escándalos. En 1835 se casó con William King, Conde de Lovelace. King era un hombre débil y sin carácter, al que Ada superaba en inteligencia, pero que la apoyó durante toda su vida. Ada solía flirtear con todo el que conocía, y su marido llegó a encontrar más de cien cartas de amor de amigos suyos. Tuvo tres hijos con William King: Bryon, Annabella y Ralph. También tuvo una hija de su relación con David Brewster (inventor del caleidoscopio), Scherezada, la única en seguir los pasos de su madre, con un gran talento tanto para las artes como para las ciencias (en otras cosas, intentó desarrollar una máquina para crear obras pictóricas).

La salud de Ada fue muy delicada toda su vida. Cuando contaba con 14 años sus piernas se quedaron totalmente paralizadas, y consiguió levantarse de la cama y fortalecer las piernas gracias a su tesón (llegó a convertirse en una gran amazona y gimnasta), pero lo problemas de salud continuaron. Para aliviar los dolores se dejó arrastrar por el alcohol y la drogas (mezclaba brandy, cerveza, opio y morfina), que empeoraron más la situación. Murió en 1852 víctima de un cáncer uterino, a la misma edad que su padre, 36 años. Como si de una maldición se tratase, Scherezada también murió a la misma edad que su madre y su abuelo.

En 1979 en Departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación al que denominó ADA en su honor (es el único personaje que tiene un lenguaje de programación en su nombre), y es considerada estandarte del ciberfeminismo. Ada ocupa un lugar destacado en la historia de la informática, y nos recuerda que las mujeres siempre han desempeñado un papel importante en este mundo, y no una simple presencia testimonial.


Fuentes:
www.laflecha.net
www.educacionenvalores.org
Wikipedia
Introducción a la programación - McGraw-Hill

5 comentarios:

fernando dijo...

Muy interesante. Desconocía completamente estos datos. Un placer leerte.

un abrazo

Myriam dijo...

Me ha parecido muy interesante. Yo tampoco la conocía. Aunque nunca he entendido cómo podían programar con unas tarjetas con agujeritos.. la verdad es que, por lo general, a las mujeres siempre se nos ha dado mejor la organización... jejeje... asi que no es de extrañar que la primera en programar fuera una mujer (salvo porque para la época supongo que sería impensable)
Me encanta que pongas entradas así porque aprendo mucho
Besos

i75mara dijo...

Es muy triste que un personaje como Ada sea tan desconocido... De hecho conceptos tan importantes como los bucles en programación los desarrolló ella.

Las tarjetas perforadas todavía se usan hoy en día (y si no recuerda el follón que hubo con el recuento de votos en Estados Unidos). La máquina que las admite está construida para entender una serie de operaciones binarias que se suministran con las tarjetas (puede tener agujero o no tenerlo). Lo tremendo es que esto nació de los telares mecánicos, y podríamos decir que el origen de los ordenadores viene de ahí (de hecho el leído que a Ada se la llama "la tejedora de redes").

Con respecto a la organización femenina te doy toíta la razón ! Fíjate que las mujeres que llegaron a algo en esto de la ciencia eran todas acomodadas, pues era síntoma de un buen status social el que los padres les dieran buena formación.

orejonkz dijo...

Esto es una autentica enciclopedia del saber.
Mu curioso todo y como en una familia se encuentran personajes importantes en ramas tan distintas como la poesia o ""la programacion""

i75mara dijo...

Es curioso lo de esta familia .. parecen demostrar que la línea entre ciencia y arte es muy delgada..

Aunque pueda parecer un poco cursi lo que voy a decir, programar tiene un componente artístico, al igual que ocurre con las matemáticas..