Albert Einstein
Old Grove Rd.
Nassau Point
Peconic, Long Island

2 de Agosto de 1939

F. R. Roosevelt
President of the United States
White House
Washington, D.C.

Señor;
Algunos recientes trabajos de E. Fermi y L. Szilard, quienes me han sido comunicados mediante manuscritos, me llevan a esperar, que en el futuro inmediato, el elemento uranio puede ser convertido en una nueva e importante fuente de energía. Algunos aspectos de la situación que se han producido parecen requerir mucha atención y, si fuera necesario, inmediata acción de parte de la Administración. Por ello creo que es mi deber llevar a su atención los siguientes hechos y recomendaciones.

En el curso de los últimos cuatro meses se ha hecho probable -a través del trabajo de Loiot en Francia así como también de Fermi y Szilard en Estados Unidos- que podría ser posible el iniciar una reacción nuclear en cadena en una gran masa de uranio, por medio de la cual se generarían enormes cantidades de potencia y grandes cantidades de nuevos elementos parecidos al uranio. Ahora parece casi seguro que esto podría ser logrado en el futuro inmediato.

Este nuevo fenómeno podría utilizado para la construcción de bombas, y es concebible -pienso que inevitable- que pueden ser construidas bombas de un nuevo tipo extremadamente poderosas. Una sola bomba de ese tipo, llevada por un barco y explotada en un puerto, podría muy bien destruir el puerto por completo, conjuntamente con el territorio que lo rodea. Sin embargo, tales bombas podrían ser demasiado pesadas para ser transportadas por aire.

Los Estados Unidos tiene muy pocas minas de uranio, con vetas de poco valor y en cantidades moderadas. Hay muy buenas vetas en Canadá y en la ex-Checoslovaquia, mientras que la fuente más importante de uranio está en el Congo Belga.

En vista de esta situación usted podría considerar que es deseable tener algún tipo de contacto permanente entre la Administración y el grupo de físicos que están trabajando en reacciones en cadena en los Estados Unidos. Una forma posible de lograrlo podría ser comprometer en esta función a una persona de su entera confianza quien podría tal vez servir de manera extra oficial. Sus funciones serían las siguientes:

a) Estar en contacto con el Departamento de Gobierno, manteniéndolos informados de los próximos desarrollos, y hacer recomendaciones para las acciones de Gobierno, poniendo particular atención en los problemas de asegurar el suministro de mineral de uranio para los Estados Unidos.

b) acelerar el trabajo experimental, que en estos momentos se efectúa con los presupuestos limitados de los laboratorios de las universidades, con el suministro de fondos. Si esos fondos fueran necesarios con contactos con personas privadas que estuvieran dispuestas a hacer contribuciones para esta causa, y tal vez obteniendo cooperación de laboratorios industriales que tuvieran el equipo necesario.

Tengo entendido que Alemania actualmente ha detenido la venta de uranio de las minas de Checoslovaquia, las cuales han sido tomadas. Puede pensarse que Alemania ha hecho tan claras acciones, porque el hijo del Sub Secretario de Estado Alemán, von Weizacker, está asignado al Instituto Kaiser Wilheln de Berlín, donde algunos de los trabajos americanos están siendo duplicados.

Su Seguro Servidor,
A. Einstein


Supongo que muchos se preguntarán: ¿Qué es lo que pasa en Antrópicos? ¿No se trata de un blog que habla sobre ciencias y esas cosas? ¿Por qué el autor del blog nos habla ahora de El rayo que no cesa, del poeta Miguel Hernández? ¿Estará perdiendo los papeles? La semana pasada fue: La princesa enamorada, un cuento simplón, que evidentemente era un recurso para hablar del “efecto doppler”. ¿Y ahora poesía? ¡¡Pero esto qué es lo que es!!


Y ahora pregunto yo:
¿Existe algún vínculo entre poesía y ciencia? Seguro que la hay. Sabemos que hay muchos poetas entre los científicos, que nos hablan de belleza, de armonía, de simplicidad o de exactitud, sea cual sea su objeto de estudio. Y también sabemos que hay muchos científicos entre los poetas, que caen rendidos ante la magnitud de la verdad científica.


En esta entrada, más
literaria que otra cosa, sólo pretendo mostrar como algo tan simple como el empleo de la ciencia estadística analizando el número de veces que se repite un determinado término, las permutaciones, las simetrías, etcétera, nos puede acercar a numerosos aspectos emocionales del autor que resultan casi imperceptibles para el lector, como las tendencias, preferencias y evolución dentro de la obra. Nos centraremos en El rayo que no cesa de Miguel Hernández. Así, desde aquí, y a modo de hermanamiento internetero, me sumo a la iniciativa de divulgación de la figura y obra de Miguel Hernández, emprendida en el blog: Historias fabulosas de Talbania, y Montalbán.


En el ensayo: “Simbología secreta de El rayo que no cesa”, el pintor, escritor, poeta y divulgador
Ramón Fernández Palmeral recoge algunos de estos aspectos estadísticos. Veamos:


"Para los aficionados a la estadística, he averiguado con un sistema informático que El rayo que no cesa, contiene exactamente 3315 palabras, sin contar los enunciados.


La conjunción que más veces aparece es la «y» (ipsilon) con 198 veces; le sigue preposición «de» con 189 veces. Corazón es la palabra más empleada con 33 veces; seguida de toro con 14 veces; sangre con 13; pena 12 y alusiones a pena o penar 20 veces; muerte 10; dolor otras 10 veces; amor y beso, ambas con 9 veces; rayo 8 veces, y barro otras 8 veces; lengua 7 veces; alma 7 veces, mar 6 veces y pie femenino 5 veces igual que fiera otras 5 y espada; miera 3 veces, perro 2 veces, carbunclo, redoma 1 vez.



Si se pudiera razonar esta fría estadística en un gráfico cartesiano o un índice de valores morales y estéticos, seguro que nos podría suministrar ciertos aspectos casi imperceptibles de los sentimientos más psicológicos del poeta y de la interrelación con su mundo interior y exterior: su yo, su pensamiento y sus estados anímicos. En un primer acercamiento percibimos que el poeta siente con el corazón, que sufre y soporta como el toro con quien a veces se compara o se metamorfosea, que sangra, que
asume penas, angustias, que nos habla de y sobre la muerte y el dolor en un estado de miseria amorosa y que sufre por el amor insatisfecho, sobrelleva mal la necesidad de ser querido por medio de los besos o caricias ausentes por parte de la amada como necesidad de reafirmación del yo, y de su lengua dulcemente infame que como un barro mancha cuanto lame.


Por la cadencia de las repeticiones de las palabras podemos apreciar que el diálogo poético en El rayo que no cesa se desenvuelve exclusivamente entre dos: el amado y la amada. El mundo no existe fuera de ellos. El pronombre posesivo (mi) se repite 72 veces, (me) 50 veces, (mío) 2 veces, (yo) 6 veces. Por el contrario, los posesivos (tú) 51 veces, (tus) 4 veces, (te) 13 veces, (tuyo) 1 vez. Lo que arroja un balance favorable hacia la personalidad del yo del amado sobre la personalidad de la amada. Sobre estas apreciaciones, que en principio son solamente propuestas de frías estadísticas, creo que es posible un estudio psicológico más amplio y ortodoxo..".

Extracto de: “Simbología secreta de El rayo que no cesa”, de Ramón Fernández Palmeral. Podéis leer los artículos de Ramón Fernández sobre la vida y obra de Miguel Hernández en el suplemento de la revista PERITO en la siguiente dirección: http://www.revistaperito.com/MIGUELHERNAN.htm

Gracias Ramón





Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto



Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,

como el toro a tu amor se lo disputo


Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada

y llevo al cuello un vendaval sonoro


Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro


(Miguel Hernández, El rayo que no cesa)





"Había una vez una princesa y un príncipe, recién casados, muy enamorados y que debían separarse por un tiempo, ya que él tenía que viajar a un extremo del reino para ordenar algunos asuntos. A fin de hacer la espera menos dolorosa, el príncipe prometió enviarle una carta cada mañana. Conforme las mismas llegaban, a la princesa le sorprendió que no arribaran con la frecuencia prometida.





Sin embargo, al cabo un par de semanas éstas comenzaron a llegar todos los días. Como la princesa era perspicaz se dio cuenta de que esto debía ocurrir porque el príncipe había llegado a destino. Y también se dio cuenta de que, así como el intervalo entre cartas se había alargado mientras el príncipe se alejaba, éste debería acortarse al acercarse. Luego, como era un tanto pícara, le envió una nota en la que le pedía que continuara escribiéndole todos los días, pero que no le avisara del inicio de su regreso, que su corazón enamorado se lo diría y que, como prueba de ello, le guardaría la carta escrita al inicio de su viaje de retorno. Lo que realizó sin ninguna dificultad".



Me encanta este cuento.. Esta princesa podría haber sido una gran astrofísica..



Visto en:
Ellitoral.com


El escritor y divulgador científico británico Arthur C. Clarke murió a los 90 años en su casa de Colombo, capital de Sri Lanka, informó uno de sus ayudantes.

Sir Arthur Charles Clarke, más conocido como Arthur C. Clarke, murió la madrugada del miércoles a las 01:30 hora local (las 22.00 de la noche, hora española) en Colombo, debido a una insuficiencia neumológica.


Arthur C. Clarke era uno de los visionarios más famosos del Siglo XX. Vivía retirado en su tecnooasis de Colombo, desde donde asistía vía Internet al día a día de la actualidad científica. Llegó a su exilio paradisíaco por casualidad, cuando buscaba las mejores aguas para practicar el submarinismo, sin sospechar que se convertiría en su residencia definitiva.


Aunque ha escrito decenas de libros de ciencia-ficción, jamás podrá separarse su nombre del título 2001, la obra llevada al cine por Stanley Kubrick, con la que inauguró una nueva iconografía popular sobre los viajes espaciales.


Expondré aquí una breve biografía:


Nació en Minehead, Somerset. Ya de pequeño mostró su fascinación por la astronomía, con un telescopio casero dibujó un mapa de la Luna. Terminados sus estudios secundarios en 1936, se traslada a Londres. Durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió en la Royal Air Force (Fuerza Aérea Real) como especialista en radares, involucrándose en el desarrollo de un sistema de defensa por radar, y ejerciendo como instructor de la naciente especialidad. Concluida la guerra, publica su artículo técnico Extra-terrestrial Relays, en el cual sienta las bases de los satélites artificiales en órbita geoestacionaria, llamada, en su honor, órbita Clarke, una de sus grandes contribuciones a la ciencia del siglo XX. Este trabajo le valdrá numerosos premios, becas y reconocimientos.


Su fama mundial se consolidó con sus intervenciones en la televisión: en la década de los ‘60, como comentarista de la CBS de las misiones Apolo; y en la década de los ‘80, merced a un par de series de televisión que realizó.


También son conocidas sus famosas leyes de Clarke, publicadas en su libro de divulgación científica Perfiles del Futuro (1962).


1.- Cuando un anciano y distinguido científico afirma que algo es posible, probablemente esté en lo correcto. Cuando afirma que algo es imposible, probablemente esté equivocado.

2.- La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse hacia lo imposible.

3.- Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.


Desde 1956 vive en la isla de Sri Lanka (antigua Ceilán), en parte por su interés por la fotografía y la exploración submarina, en parte por su fascinación por la cultura india.


También en su honor ha prestado su nombre a un asteroide, 4923 y una especie de dinosaurio ceratopsiano, el Serendipaceratops arthurcclarkei descubierto en Inverloch, Australia.


Clarke, que es visto como el escritor de ciencia-ficción que con más entusiasmo propugna el optimismo ilimitado en el espíritu humano, y la idea de que la potencialidad casi infinita de la humanidad, concluye que el genero humano está en pañales en comparación a la Inescrutable Sabiduría de arcanas civilizaciones extraterrestres.


En los 60 Arthur C. Clarke dedica sus energías creativas a obras ajenas al género, y a la divulgación científica, sobre todo a la exploración submarina, siendo‚ el mismo un entusiasta buceador, una de las razones por las que en 1956 fija su residencia en Sri Lanka. Su estilo como divulgador es lúcido y ameno, rivalizando solamente con otro escritor de ciencia-ficción que destaca igualmente como divulgador científico, Isaac Asimov. Arthur C. Clarke se hizo muy conocido en todo el mundo cuando intervino como comentarista para la CBS en las misiones de las misiones Apolo 11, 12 y 15. Tras el éxito de 2001: UNA ODISEA ESPACIAL, Clarke se convierte, probablemente, en el autor de ciencia ficción más conocido en el mundo, y en los EEUU, en el escritor extranjero del genero más popular. En 1980 gana el premio Hugo de novela con Fuentes del Paraíso, donde relata la construcción de un ascensor espacial de 36 km. de altura.


Para muchos lectores, Arthur C. Clarke es la personificación de la Ciencia Ficción. Clarke siempre escribe con lucidez, a veces en un tono frío, frecuentemente con gracia, siendo un agudo evocador que ha producido algunas de los imágenes más memorables en ciencia ficción. Es comúnmente aceptado como una figura relevante en el desarrollo del genero a partir de la Segunda Guerra Mundial, especialmente por su visión liberal, optimista ante los posibles beneficios de la tecnología, y por su desarrollo de la visión stapledoniana de la perspectiva cósmica, en la que el género humano es visto como un niño al que antiguos habitantes del universo, sabios y arcanos, tratan como un padre generoso o simplemente con una displicente indiferencia. Esta idea se ve reflejada en obras como Rendez-vous with Rama (Cita con Rama) y 2001: Odisea espacial y sus secuelas.


Novelas

* Preludio al espacio (1951)
* Las arenas de Marte (1951)
* Islas en el cielo (1952)
* El fin de la infancia (1953)
* Claro de Tierra (1955)
* La ciudad y las estrellas (1956)
* En las profundidades (1957)
* Naufragio en el mar selenita (1961)
* 2001: Una odisea espacial (1968)
* Cita con Rama (1973)
* Regreso a Titán (1975)
* Fuentes del paraíso (1979)
* 2010: Odisea dos (1982)
* Cánticos de la lejana tierra (1986)
* Venus Prime (1987)
* 2061: Odisea tres (1987)
* Rama II (1989) (con Gentry Lee)
* Tras la Caída de la Noche (1990) (con Gregory Benford)
* El espectro del Titanic (1990)
* El mundo es uno (1992)
* El martillo de Dios (1993)
* El jardín de Rama (1994) (con Gentry Lee)
* 3001: Odisea final (1996)
* Rama revelada (1991) (con Gentry Lee)
* Luz de otros días (2000) (con Stephen Baxter)

Colecciones de relatos

* Expedición a la Tierra (1953) (incluye El Centinela)
* Alcanza el mañana (1956)
* Cuentos de la taberna del Ciervo Blanco (1957)
* Relatos de diez mundos (1961)
* El viento del Sol: relatos de la era espacial (1972)
* Cuentos del planeta Tierra (1990)

Premios

* Nebula de 1973, Hugo, Locus y John W. Campbell Memorial de 1974 a la mejor novela por Cita con Rama
* Hugo de 1980 a la mejor novela por Fuentes del paraíso


Fuentes:

comentariosliterarios.com

wikipedia

Entrevista a Arthur C. Clarke- Muy Interesante, nº 350

Enero 2008. Una caravana de creacionistas viene de gira por España. Con el título “Lo que Darwin no sabía”, realizan una serie de conferencias en Barcelona, Málaga, Madrid, León y Vigo. Y las reacciones no tardan en producirse. Las Universidades de León y Vigo anulan las charlas tras recibir un aluvión de quejas por parte de aquellos que no aceptan que las instituciones públicas acojan este tipo de discursos.


En la página web creada especialmente para el evento los creatas publican la siguiente nota informativa:


“Es de lamentar que actos previstos en León y Vigo se hayan tenido que cancelar debido a las presiones sobre estas sedes por aquellos en España que tienen miedo de permitir la discusión de puntos de vista contrarios acerca de la macroevolución darwinista. Se debe plantear la pregunta de por qué es solo en esta área que no se pueden tratar los problemas con la teoría dominante. ¿Se tratará quizá de que hay más cuestiones involucradas que estrictamente la evidencia científica?”


Las crónicas del acto de Barcelona no son nada esplendorosas: “El inicio de la gira española del movimiento contra las teorías evolucionistas de Darwin nacido en Estados Unidos atrajo a más periodistas que a público. Poco más de 25 personas entregadas a la causa, pastores evangelistas, profesores y algún curioso, como se autodefinió”. Sin pena ni gloria.


Nuestro representante del PSSI (médicos y cirujanos por la integridad científica) en España, Antonio Martínez, oftalmólogo, declara: “Nosotros no somos creacionistas, simplemente consideramos que, a la luz de los avances científicos actuales, resulta una tomadura de pelo que se siga sustentado que la teoría de la evolución es la que da respuesta al origen y desarrollo de la vida en nuestro planeta”


Manuel Soler, Catedrático de Biología Animal de la Universidad de Granada y presidente de la Asociación Española de Biología Evolutiva, declara: “Las conferencias no son tales, y mucho menos científicas; son actos propagandísticos perfectamente diseñados para persuadir a un público desprevenido y de profundas convicciones religiosas que suele ser el perfil de la mayor parte de los asistentes.
Una de las estrategias seguidas habitualmente por los fundamentalistas bíblicos en la organización de estos actos propagandísticos es intentar que sean impartidos en universidades u otras instituciones de carácter científico para, de esta forma, poder reivindicar el carácter de “científico”.


La justificación del fracaso la podéis leer en Evolution News&Views:

“Los motivos indicados son variados, pero entre ellos son una naturaleza rebelde desde el derrumbamiento de la conexión Franco-Iglesia y una aceptación general del ateísmo creciente a través de Europa. Esto era fácilmente evidente en Barcelona cuando un periódico local imprimió un imagen de una persona sola que se sienta en un auditorio vacío. Aquella foto fue tomada cuarenta y cinco minutos antes de la conversación, que en realidad tenía 200 asistentes al comienzo”.


Y eso que el optimismo era patente en su página web (Lo que Darwin no sabía):
"La entrada es libre y gratuita hasta llenar el aforo. Se recomienda el registro previo en internet para asegurar la plaza".

Como bien dicen en el ‘Periódico de Catalunya’, quizá el problema no estaba en el lugar o en la publicidad, sino en que los barceloneses no creen extraterrestres ni en "superintelectos", término que fue columna vertebral del folleto repartido a la salida del auditorio:
"La evidencia indica que un superintelecto diseñó el universo y una gran variedad de formas de vida sobre la tierra, incluyendo a la humanidad. Este diseñador quiere que lo conozcamos".


Y ahora os toca a vosotros, amigos americanos. La gira, como si de estrellas del rock se tratase, continúa por América Central y América del Sur. Ánimo.

Nota: La evolución es un hecho...


Fuentes:

'Lo que Darwin no sabía' - página con información sobre la gira


What Darwin Didn´t Know, PandasThumb – inglés/castellano

Los creacionistas pasan por Barcelona sin pena ni gloria, el Periódico de Catalunya

Evolution News&Views


Más información sobre el 'creacionismo':


El escéptico digital


Páginas relacionadas en 'antrópicos':

Evolución Vs. Creacionismo

Religiones Paródicas

¡Qué dios nos coja confesados!


Benjamin Disraeli escribió: "La ciencia es para el mundo moderno lo que el arte fue para el antiguo". Y la Fundación Médica Británica Wellcome se ha propuesto demostrárnoslo, por lo menos estéticamente hablando, concediendo los premios a las mejores imágenes científicas del año, los Wellcome Image Awards 2008. En su mayoría están relacionadas con el campo de la biomedicina, siendo escogidas entre otras muchas por un jurado formado por neurocientíficos y expertos en percepción visual.


Células tumorales, cristales de vitamina C, una alfombra de glóbulos rojos, una mosca doméstica sobre cristales de azúcar, la imagen de un embrión de ratón visto con la nueva Tomografía de Proyección Óptica (OPT), la traquea de un gusano de seda, son algunos de los motivos más sorprendentes que encontramos en estas imágenes. Aquí os dejo algunas de las que más me han gustado. Os recomiendo que visitéis la Galería de Premiados de Wellcome





Células cancerígenas de mama



Alfombra de glóbulos rojos



Gestación de un embrión de ratón



Modelo molecular de un ribosoma