Nos deja Arthur C Clarke


El escritor y divulgador científico británico Arthur C. Clarke murió a los 90 años en su casa de Colombo, capital de Sri Lanka, informó uno de sus ayudantes.

Sir Arthur Charles Clarke, más conocido como Arthur C. Clarke, murió la madrugada del miércoles a las 01:30 hora local (las 22.00 de la noche, hora española) en Colombo, debido a una insuficiencia neumológica.


Arthur C. Clarke era uno de los visionarios más famosos del Siglo XX. Vivía retirado en su tecnooasis de Colombo, desde donde asistía vía Internet al día a día de la actualidad científica. Llegó a su exilio paradisíaco por casualidad, cuando buscaba las mejores aguas para practicar el submarinismo, sin sospechar que se convertiría en su residencia definitiva.


Aunque ha escrito decenas de libros de ciencia-ficción, jamás podrá separarse su nombre del título 2001, la obra llevada al cine por Stanley Kubrick, con la que inauguró una nueva iconografía popular sobre los viajes espaciales.


Expondré aquí una breve biografía:


Nació en Minehead, Somerset. Ya de pequeño mostró su fascinación por la astronomía, con un telescopio casero dibujó un mapa de la Luna. Terminados sus estudios secundarios en 1936, se traslada a Londres. Durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió en la Royal Air Force (Fuerza Aérea Real) como especialista en radares, involucrándose en el desarrollo de un sistema de defensa por radar, y ejerciendo como instructor de la naciente especialidad. Concluida la guerra, publica su artículo técnico Extra-terrestrial Relays, en el cual sienta las bases de los satélites artificiales en órbita geoestacionaria, llamada, en su honor, órbita Clarke, una de sus grandes contribuciones a la ciencia del siglo XX. Este trabajo le valdrá numerosos premios, becas y reconocimientos.


Su fama mundial se consolidó con sus intervenciones en la televisión: en la década de los ‘60, como comentarista de la CBS de las misiones Apolo; y en la década de los ‘80, merced a un par de series de televisión que realizó.


También son conocidas sus famosas leyes de Clarke, publicadas en su libro de divulgación científica Perfiles del Futuro (1962).


1.- Cuando un anciano y distinguido científico afirma que algo es posible, probablemente esté en lo correcto. Cuando afirma que algo es imposible, probablemente esté equivocado.

2.- La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse hacia lo imposible.

3.- Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.


Desde 1956 vive en la isla de Sri Lanka (antigua Ceilán), en parte por su interés por la fotografía y la exploración submarina, en parte por su fascinación por la cultura india.


También en su honor ha prestado su nombre a un asteroide, 4923 y una especie de dinosaurio ceratopsiano, el Serendipaceratops arthurcclarkei descubierto en Inverloch, Australia.


Clarke, que es visto como el escritor de ciencia-ficción que con más entusiasmo propugna el optimismo ilimitado en el espíritu humano, y la idea de que la potencialidad casi infinita de la humanidad, concluye que el genero humano está en pañales en comparación a la Inescrutable Sabiduría de arcanas civilizaciones extraterrestres.


En los 60 Arthur C. Clarke dedica sus energías creativas a obras ajenas al género, y a la divulgación científica, sobre todo a la exploración submarina, siendo‚ el mismo un entusiasta buceador, una de las razones por las que en 1956 fija su residencia en Sri Lanka. Su estilo como divulgador es lúcido y ameno, rivalizando solamente con otro escritor de ciencia-ficción que destaca igualmente como divulgador científico, Isaac Asimov. Arthur C. Clarke se hizo muy conocido en todo el mundo cuando intervino como comentarista para la CBS en las misiones de las misiones Apolo 11, 12 y 15. Tras el éxito de 2001: UNA ODISEA ESPACIAL, Clarke se convierte, probablemente, en el autor de ciencia ficción más conocido en el mundo, y en los EEUU, en el escritor extranjero del genero más popular. En 1980 gana el premio Hugo de novela con Fuentes del Paraíso, donde relata la construcción de un ascensor espacial de 36 km. de altura.


Para muchos lectores, Arthur C. Clarke es la personificación de la Ciencia Ficción. Clarke siempre escribe con lucidez, a veces en un tono frío, frecuentemente con gracia, siendo un agudo evocador que ha producido algunas de los imágenes más memorables en ciencia ficción. Es comúnmente aceptado como una figura relevante en el desarrollo del genero a partir de la Segunda Guerra Mundial, especialmente por su visión liberal, optimista ante los posibles beneficios de la tecnología, y por su desarrollo de la visión stapledoniana de la perspectiva cósmica, en la que el género humano es visto como un niño al que antiguos habitantes del universo, sabios y arcanos, tratan como un padre generoso o simplemente con una displicente indiferencia. Esta idea se ve reflejada en obras como Rendez-vous with Rama (Cita con Rama) y 2001: Odisea espacial y sus secuelas.


Novelas

* Preludio al espacio (1951)
* Las arenas de Marte (1951)
* Islas en el cielo (1952)
* El fin de la infancia (1953)
* Claro de Tierra (1955)
* La ciudad y las estrellas (1956)
* En las profundidades (1957)
* Naufragio en el mar selenita (1961)
* 2001: Una odisea espacial (1968)
* Cita con Rama (1973)
* Regreso a Titán (1975)
* Fuentes del paraíso (1979)
* 2010: Odisea dos (1982)
* Cánticos de la lejana tierra (1986)
* Venus Prime (1987)
* 2061: Odisea tres (1987)
* Rama II (1989) (con Gentry Lee)
* Tras la Caída de la Noche (1990) (con Gregory Benford)
* El espectro del Titanic (1990)
* El mundo es uno (1992)
* El martillo de Dios (1993)
* El jardín de Rama (1994) (con Gentry Lee)
* 3001: Odisea final (1996)
* Rama revelada (1991) (con Gentry Lee)
* Luz de otros días (2000) (con Stephen Baxter)

Colecciones de relatos

* Expedición a la Tierra (1953) (incluye El Centinela)
* Alcanza el mañana (1956)
* Cuentos de la taberna del Ciervo Blanco (1957)
* Relatos de diez mundos (1961)
* El viento del Sol: relatos de la era espacial (1972)
* Cuentos del planeta Tierra (1990)

Premios

* Nebula de 1973, Hugo, Locus y John W. Campbell Memorial de 1974 a la mejor novela por Cita con Rama
* Hugo de 1980 a la mejor novela por Fuentes del paraíso


Fuentes:

comentariosliterarios.com

wikipedia

Entrevista a Arthur C. Clarke- Muy Interesante, nº 350

4 comentarios:

orejonkz dijo...

Sin duda alguna, se nos va uno de los grandes.
Sólo he leído de él 2001: una odisea en el espacio, que me gusto bastante.
Me pregunto qué harían estas mentes con los descubrimientos y adelantos de hoy en día, es decir, con muchos más argumentos para crear ciencia ficción.
Aunque me quedo con Isaac Asimov, sin duda esto es una gran perdida para la ciencia ficción, pero nos deja un gran legado.

D.I.E.G.O. dijo...

Una triste noticia, mi amigo, para mi uno de los mas grandes escritores de scifi y un gran divulgador.
La saga de Rama y la de 2001 son mis preferidas y "el fin de la infancia" me pareció extraordinario.

orejonkz dijo...

Creo haber oido por ahí que Arthur C. Clarke e Isaac Asimov tenían firmado lo que llamaron "el pacto de Manhatan", que consistía en que cuando le preguntaban por el mejor escritor de ciencia ficción, cada uno contestaba el nombre del otro.
Curioso ¿eh?.

fernando dijo...

Se va un genio, pero nos deja su colosal obra. un abrazo.