Tormenta de ideas de Robert A. Heinlein

Parece ser que el escritor de ciencia ficción Robert A. Heinlein era muy dado al brainstroming, a la tormenta de ideas. Según se puede leer en su biografía algunas de sus obras fueron creadas usando este método, como es el caso de "Forastero en tierra extraña", en la que participó su esposa. Heinlein iba tan sobrado de ideas que incluso llegó a "donar" algunas de ellas a los amigos que pasaban por largos periodos de sequía creativa, como fue el caso de Theodore Sturgeon

Poneros en situación. Un día os llega la carta de un amigo que os cuenta que está en tal momento de bajón creativo que incluso está perdiendo la esperanza de volver a escribir. Con ánimo de ayudar, decidís compartir parte de vuestro repertorio de ocurrencias, sugiriéndole cosas como estas:

Un gatito fantasma, vagando pacientemente en el limbo, intentando encontrar el regazo familiar y amistoso...

 Una historia sobre dos países que combaten, pero no con hombres, ni con robots, sino con animales mutados como soldados. Gatos pilotos de combate (todo el instrumental automatizado, pero el pilotaje hecho por el supergato), rinocerontes tanque, monos paracaidista, leones marinos 'hombre rana', etc.

Un doble de Hollywood se mata consiguiendo un efecto en verdad muy bueno. Pero lo cortan de la película. ¿Rondará al productor con su fantasma?

Un hombre está en problemas por los topos en su jardín. Cava en el escondrijo, encuentra un nido con topos bebé, los mata. Los topos ahora se vuelven contra él, socavando su casa, inundándola, hundiéndola completamente, mientras intenta salvarla.

Fulano vende sueños, en pastillas. La euforia, junto con la fantasía favorita, está garantizada. Las pastillas no son tóxicas, ni peligrosas como los narcóticos, pero crean hábito dado que los sueños de la euforia son mucho mejores que la realidad. ¿Puede actuar la gente de la oficina de Alimentos & Drogas?

Una congregación fundamentalista, convencida de que la fe puede mover montañas, se concentra en el Monte Rushmore en Black Hills y la mayor escultura neoegipcia jamás esculpida desaparece, con montaña y todo. ¿ La administración pública debería demandar a la iglesia? ¿O está procesando a Dios? ¿O debería pedirles que oraran para traerla de regreso? ¿O deberían sistematizar esto en una nueva forma de teoingeniería? Si fuera así, los ingenieros civiles tendrían grado de divinidad en el futuro. '¿Qué es la fe sin obras (públicas)?'

Hay algo más importante que el resto en la noción de dormir. Al dormir, casi atrapamos el secreto, casi comprendemos de qué proviene todo. Podría ser posible abolir el sueño; podríamos desarrollar una raza de personas capaces, listas, trabajadoras, eficientes que nunca necesitaran dormir. Sólo que ya no tendrían alma.

Hubo una vez un hombre que no podía soportarlo. Primero perdió el poder para leer y entonces los titulares de los diarios ya no lo perturbaron más. Luego perdió el poder para comprender el habla y entonces la radio no lo molestó más. Llegó a ser bastante feliz y las arrugas se suavizaron sobre su cara y dejó de estar tenso y pintó y modeló en arcilla y bailó y escuchó música y disfrutó de la vida.

Entonces un inteligente psiquiatra penetra su fuga y lo sana otra vez. Ahora puede leer, y escuchar la radio, y se ha vuelto consciente otra vez de la Guerra Fría y de la delincuencia juvenil y las violaciones y la rapacidad y etcétera ad nauseam. 

Sin embargo, no pudo soportarlo. Mató un montón de personas antes de que lo atraparan.
...

 Img: Theodore Sturgeon y Robert A. Heinlein

 Esto es parte de lo que le escribió Robert A. Heinlein a su amigo Theodore Sturgeon en 1955. La carta no tiene desperdicio. Podéis leerla completa y traducida en la siguiente dirección:

0 comentarios: