viernes, 25 de abril de 2008

La dieta de la madre puede determinar el sexo del bebé

Las universidades de Exeter y Oxford han presentado un estudio que defiende que la dieta que siguen las madres en el momento de la concepción de sus bebés podría ser fundamental para condicionar el sexo de éstos. Así, muchas calorías y desayunos regulares propiciarían engendrar hijos varones. El promedio de ingesta calórica para las mujeres que habían tenido hijos fue de 2413 por día, en comparación con 2283 calorías diarias para las mujeres que habían tenido niñas. Según esto, las dietas actuales bajas en calorías serían las causantes del descenso del nacimiento de niños en países desarrollados.

Visto: BBC News, High-calorie diet liked to boys

4 comentarios:

Susana dijo...

Anonadada me hallo. ¿Y qué es de aquellas madres que mantuvieron una dieta similar durante toda su vida y tienen hijos de ambos sexos, como es el caso de mi madre?
Aunque igual, si la investigación viene de Oxford es probable, si ya a día de hoy consideran a España un país subdesarrollado, pues en el momento en el que mi madre tuvo a sus hijos posiblemente seríamos parte del tercer mundo ya que ni si quiera pertenecíamos a Europa, con lo cual si esto sólo se da en los países desarrollados... pues tu me dirás.

Angel dijo...

Donde tienen dietas bajas en calorías es en el tercer mundo y allí no parece que prevalezcan los niños.

Ya he comentado este trabajo en otros blogs y la verdad es que da un poco de pena. Los autores señalan una asociacion entre datos pero nunca una relación causal. Luego usan esa asociación para intentar colar que en los humanos pasa lo mismo que con algunos (pocos) animales, donde el sexo de la descendencia está parcialmente condicionado por la abundancia de recursos. Si no sonara mal diría que es una paja mental de grueso calibre pero como soy más moderado diré que se pasan tres pueblos y elucubran extrapolando abusivamente sobre sus resultados. Saludos

i75mara dijo...

Por lo que conozco sobre este controvertido estudio no es la primera vez que alguien plantea algo así. Algunos genetistas defienden esta teoría.

Según leo: "Está planteada a partir de una hipótesis según la cual no solo el alto consumo de calorías sino también de proteínas por parte de las mujeres podría cambiar la acidez vaginal, factor que actuaría sobre la movilidad o lentificación de los espermatozoides con carga Y (masculina). En otras palabras, al parecer estos se mueven más rápido en un medio ácido, lo que les permitiría llegar primero a un óvulo para fecundarlo".

Pero al mismo tiempo no sé hasta que punto se ha tenido en cuenta la ciencia estadística. El muestreo aleatorio es decisivo en tamaño absoluto (750 mujeres en este caso), no en su porcentaje de población. Por otro lado también se suelen dar problemas entre correlación y causa, como bien indicas, Ángel.

Myriam dijo...

Yo no he leido el artículo, pero la verdad es que no me sorprende. En clase de Ecología siempre me dijeron que cuando las hembras están con mala alimentación tienen hembras, y es que es mucho más costoso energéticamente engendrar un macho que una hembra, puesto que suelen ser mas grandes y hay que tener mas cuidado con las hormonas y todo eso. Lo que no sé es si se debe a una selección del espermatozoide o es porque cuando el zigoto es de un macho, en previsión aborta...
Lo que me dejó helada de verdad es que me contaron que en las poblaciones naturales, cuando hay una abundancia de machos, en la siguiente generación nacen más hembras, y viceversa.... Es algo que me alucinó porque siempre creí que el sexo de la descendencia lo marcaba el macho con sus espermatozoides... pero parece ser que de alguna manera las hembras también son capaces de hacerlo...
son cosas de la naturaleza...