El mono número 100

En 1952, en la isla de Koshima, al norte de Japón, un grupo de científicos comenzaron a proveer batatas a unos monos. A estos les gustaba el sabor de las batatas crudas, pero no la arena que se acababa pegando a ellas cuando se las lanzaban. Una hembra de 18 meses, llamada Imo, resolvió el problema lavando las batatas en un arroyo cercano. Después le enseñó el truco a su mamá. Sus compañeros de juego también acabaron aprendieron esta nueva manera y la enseñaron a sus madres.

Poco a poco, los monos fueron aprendiendo esta innovación cultural. Entre 1952 y 1958 todos los monos jóvenes habían aprendido a lavar las batatas con arena para hacerlas más sabrosas. Los adultos que imitaron a sus hijos aprendieron esta mejora social, pero otros adultos seguían comiéndose las batatas sucias. Entonces sucedió algo sorprendente. En el otoño de 1958, un determinado número de monos en Koshima ya lavaban las batatas. Se desconoce el número exacto. Supongamos que al salir el sol una mañana había 99 monos que habían aprendido a lavar sus batatas.




'Changos jugando' - Francisco Toledo - México


Supongamos también que poco después, esa misma mañana, el mono número 100 aprendió a lavar las batatas. A partir de esa misma tarde casi toda la tribu lavaba sus batatas antes de comérselas. La energía adicional de este mono número 100, de algún modo, había generado ese avance ideológico. Sin embargo, los científicos observaron algo aún más sorprendente: el hábito de lavar las batatas saltó de la isla y atravesó el mar. Colonias de monos en otras islas y la tribu principal de monos del continente, en Takasakiyama, empezaron a lavar sus batatas.

Aunque este experimento de los monos pertenece más a la pseudociencia (al llegar a un número crítico los monos transmiten 'telepáticamente' la información sobre el lavado de batatas), y la
historia ha sido desacreditada (el mismo creador del mito afirma que es una metáfora sin evidencias necesarias), una de las conclusiones del experimento puede ser muy interesante.

Según esto, cuando un determinado número crítico de individuos logra un conocimiento, este nuevo conocimiento puede ser transmitido al resto de la sociedad. Si bien el número exacto puede variar, el fenómeno del Mono Número Cien significa que cuando apenas un número limitado de personas adquiere un conocimiento, sólo es propiedad consciente de esas personas. Pero hay un punto en el cual cuando una sola persona más sintoniza este nuevo conocimiento, el campo se refuerza de tal manera que es adquirido por casi todos.

¿Os parece que las conclusiones de esta teoría pueden ser correctas y extrapolables a nuestra sociedad, sobretodo ahora, en tiempos de internet?


Fuente:
La importancia estratégica del mono nº 100 - Mario Dehter

s información:
El monasterio.org- El mono # 100



Antrópicos ha llegado a su entrada número 100, al mono número 100 (tanto hablar de monos, para al final decir que esta es la entrada 100 del blog. En fin ..). En ningún caso pretendo que esto llegue a un número crítico, no es esa mi intención. Todos los monos (post) que han nacido me son muy queridos, aunque he de decir que tengo un cariño especial a algunos de ellos por lo mucho que me han hecho disfrutar:


Alicia en el País de las Maravillas: Es la entrada más leída del blog. Cada día más de 20 visitantes llegan a ‘antrópicos’ para encontrase con lo poco que llegué a contar sobre esta asombrosa obra literaria escrita por un matemático. ¡Y pensar que esta entrada nació de la inspiración de una musa!


El año sin verano: Me lo pasé en grande desentrañando los misterios de 1816. La erupción de un volcán en Indonesia provoca un cambio climático de asombrosas consecuencias en todos los ámbitos, incluidos el artístico y el geopolítico. Frankenstein-Shelley, Turner y Napoléon nos podrían contar muchas cosas sobre aquel año.


A sólo 6 personas de ti: Teoría de redes sociales. Stanley Milgran demostró hace casi 4 décadas que todo el mundo en este planeta está separado por sólo otras 6 personas.


La belleza cordobesa: Soy un enamorado de Córdoba, y no deja de maravillarme el pensar que en su arquitectura existe escondido un número enigmático, el número cordobés. Hubo incluso una operación de espionaje en la Córdoba Califal para desentrañar sus secretos.


El dilema del prisionero: Teoría de juegos y sus implicaciones sociales. ¿Podría resolverse el problema del acoso escolar si atendemos a las conclusiones de este juego? Eduard Punset cree que sí.



Gracias a los que pasáis por aquí y hacéis más interesante esto.


18 comentarios:

Susana dijo...

Ei, he visto tus comentarios en mi blog... muchas gracias por pasarte.
He visto también el comentario de lo de la Virgen del Puño... siento que te llegara como spam, en principio nada tengo que ver con ese tipo de cosas, así que no te preocupes... tenía a una amiga a la que también le pasaba y de golpe dejó de pasarle.
Espero que el atraganto no fuera para mucho...
Aún estoy interesada en discutir contigo lo del tema del avión, pero ando muy ocupada últimamente y bueno, muy cansada también con tantas cosas. Así que cuando reponga fuerzas ya te replicaré desde casa que ahora estoy en el curro.

Saludos!!

Silvestre dijo...

Se me adelantó Susana a ser el primero en brindar por los 100, pero si algún día vienes por Madrid pásate por el Café Barbieri y pregunta por mí. Este precioso bar antiquísimo está en el barrio de Lavapiés, y ahí, escuhándo jazz podremos celebrar los 120.
Salud

Ju dijo...

Enhorabuena por los 100!!!

No se si te he dicho ya (cien veces) cuanto me gusta tu blog y lo entretenido que me parece. Le doy también las gracias a daviccy, que fue quien me lo descubrió.

He leído los posts que has nombrado sobre 'alicia en el país de las maravillas', 'a solo 6 personas' y me han parecido muy interesantes... te sorprenderías si vieses a través de que extrañas y bizarras búsquedas acaba la gente entrando en mi blog.. jeje.

Gracias por Antrópicos, y unha aperta dende Galicia.

Payne dijo...

Estimado Miguel Ángel

Felicidades por tu centpostario.

Un poco tarde. Lo acabo de ver y no me resisto:
http://www.luispabon.com/entropia/index.php?entry=entry071203-113640

En cuanto al mono cien. el asunto es complejo. Incluso entre los humanos hay ideas comunes en lugares y momentos completamente separados. Sin embargo, resulta tan difícil de creer. Los homínidos,los hombres, las arañas han cruzado lagos, mares y océanos a bordo de barcos, troncos o cocos, o se han dejado arrastrar por corrientes aéreas a miles de kilómetros de altura, importando a otros continentes sus costumbres adquiridas. En el caso de nuestros monos. ¿Deberemos creer a los científicos? ¿Se llevó alguno de ellos un primate hasta Takasakiyama metido en una jaula?

La telepatía -al menos de momento- no parece gozar de buena salud. Excepto para este chico tan simpático ¿Cómo se llama? ¡Ah sí! Iker Jimenez.


Saludos.

Mateo de Paz dijo...

¿Qué decirte, querido amigo? Las felicitaciones siempre llegan en el mejor de los momentos. Y este es tu caso: Tener en tu haber casi treinta comentarios por una entrada reciente, la de las "casualidades", me parece una buena razón para celebrarlo en este próximo puente.

Hablando de puentes, y de monos (o de mónadas): He leído las entradas antiguas, aquellas que tu has elegido para amplificar el festejo de los 100 monos y no sé por qué, pero he relacionado este post con Leibniz y su teoría de las mónadas: quizá por eso que dices de la conciencia que nos une por aprender en conjunto, por esa continuidad y solidaridad entre los seres humanos, como si todo estuviera ligado por la razón como nexo universal y continuo. ¿Qué nos separa del mono, entonces? Supongo que tendrías que preguntárselo a tu visitante número 100, no al post 100, sino a esa persona que llegó hasta tu casa y lavó también las “batatas” (o post) para quitarles la tierra añadida por quien escribe en “Antrópicos”, esto es, tú: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ(como hicieron los monos japoneses).

Sé que estamos ligados (religare), enlazados, solidariamente unidos a través de esa red que es internet y que, dejando de lado algunas percepciones confusas (no saber a quién nos dirigimos, por ejemplo), nos hace ser partícipes, por tanto, de todo el universo, ya virtual, ya alcanzable.

No quiero seguir porque no es bueno que el visitante, el invitado, hable más que el dueño de la casa, más que el homenajeado en su fiesta de cumpleaños.

Felicidades, pues, y hasta luego.

Abrazos...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Enhorabuena!!! Muchas felicidades por tu aniversario. Sigue así, me gusta mucho tu blog. Un abrazo.

daviccy dijo...

Nunca me ha gustado mucho celebrar los aniversarios, pero la verdad es que estás haciendo un trabajo del demonio con este blog. Serio, actualizadio, bien estructurado, con contenido educativo, divertido y a veces controvertido... He aprendido mucho en él, y desde luego me ha hecho pensar.

Da igual si son 100 o 5, cada post vale lo que pesa en acciones de Endesa (a bit por acción, o algo parecido), y que siga así, por mucho tiempo.

Myriam dijo...

Felicidades!! Aunque más que felicitarte a tí tendría que felicitar a todos tus lectores (incluida yo) por poder disfrutar ya de 100 post tuyos (o 97)..
En cuanto a los monos lo siento pero no me creo lo de la telepatía. No veo tan dificil que a otro mono en otro sitio se le cayera una batata al agua y así aprendiera a lavarla. Si me dijeras algo más complicado... pero es una teoría curiosa cuanto menos.
Estaría bien que eso pasara de verdad, porque así podríamos distribuirnos en las distintas carreras de manera que llegaramos al número crítico en todas ellas y así todos supieramos de todo... sería guay esto de la ciencia infusa...

KARL ROSSMAN dijo...

Ahora entiendo un poco mejor la razón (o la sinrazón) de que ciertos libros se conviertan de la noche a la mañana en best-seller e invadan los metros, las calles, los parques, las casas... Seguimos siendo monos (unos más que otros).

100 monos ya viene a ser una masa, una "masa abierta", como lo llamaría Canetti. En cualquier caso, si lo del artículo es cierto, el hombre habría involucionado, porque, decía nuestro pensador búlgaro que, apartir de 12, el hombre empezaba a congregarse: "su crecimiento no tiene límites prefijados".

Me gusta mucho tu blog. Si nunca dejo nada escrito, es por falta de tiempo.

Saludos

i75mara dijo...

Susana: Me tienes que explicar mejor lo del avión, no lo conozco.. Por cierto, en el enlace que he puesto sobre 'el dilema del prisionero', entre los problemas que trato que tienen que ver con ésto, está el correo electrónico basura o spam .. No entiendo por qué algunos servidores de correo tratan como spam lo que no lo es.. Saludos

Silvestre: Cualquier día de estos me voy a escuchar jazz contigo, aunque no tenga ni idea (sólo algo del jazz latino de Trueba). Además tengo entendido que mucha gente de ciencia flipa con esa música por las estructuras matemáticas que presenta. Salud y música

Ju: ¡Qué bien suena un abrazo en galego! Galicia do verde chan! Te mando uno andaluz (i també una abraçada en català).. Vamos a parecer los Teletubbies.. Por cierto, supongo que conocías lo del número cordobés, ¿no?

Payden: Conocía el blog 'entropía' de Luís Pabón, aunque llevaba sin visitarlo (gran error). Hace un impresionante trabajo, y esto que me traes es prueba de ello. Una vez que os de respuesta a todos me detendré a curiosearlo .. En cuanto a lo que cuentas, es verdad lo que dices. Se ha observado en humanos, aunque no ha sido cuantificado. Científicos que hacen el mismo descubrimiento al mismo tiempo en distintas partes del mundo, escritores que publican temas similares sin haber tenido contacto previo.. Sin embargo se consideran meras casualidades (otra vez las casualidades!)..
Me hubiera gustado ver a un científico cargando con una jaula en plena noche sin que los demás lo supieran, ¿imaginas la escena?.. Seguro que más de uno lo ha hecho alguna vez.. ¿Debemos fiarnos por tanto de los científicos?.. Te recomiendo un artículo de Paul Davies publicado anteriormente en el blog..
Algún día hablaré de Iker Jiménez, sobretodo ahora que se dedica a amenazar a blogs de ciencia por acusarlo de charlatán. Salud.

Mateo: Si algo me sorprende de esto de la 'blogocosa' (como alguien la ha llamado.. jujuju) es esa generosidad. Tengo cada día más claro que somos lo que es nuestro espacio. Es nuestro reflejo. Por supuesto siempre que uno tenga, como siempre digo, medios, oportunidades y motivaciones.. No sabemos a quién nos dirigimos. No sabemos si se interesan por lo que contamos. No sabemos si han encontrado en nuestro espacio lo que buscaban. No sabemos si comparten lo que decimos. Pero en cierto modo nosotros, los que nos visitamos, los que nos convidamos (esta ronda la pago yo, tú invita la próxima), llegamos a tener una buena imagen de quién está detrás de todo. Por eso llegamos a tratarnos como amigos. Un abrazo

Fernando: Gracias Fer. Seguro que tú pasaste por esta marca hace muuuucho.. ¡Qué manera de producir post! Y eso que llevas dos blogs ! Un abrazo

Daviccy: Siempre hay que buscar un motivo de celebración. Es tan solo una cifra simbólica: el paso a las centenas. Mira, leí por ahí la siguiente cita: "Ánimo, bloogers. Las primeras 10.000 anotaciones son siempre las peores". Algún día celebraremos por publicar algo realmente bueno. Salud

Myriam: Como he contado, este experimento está desacreditado (aunque los estudios en campos morfogenéticos se agarran a sus conclusiones.. por eso lo trato como pseudociencia). Lo que pretendía platear en esta entrada es el hecho de la capacidad de trasmisión de una determinada información (que dependerá de la cantidad, de la dificultad, del conocimiento previo necesario para procesarla, etc). Es como el estudio de los rumores. Lo interesante aquí es considerar la 'clave estratégica' para lograr el éxito en casi cualquier aspecto... Cuando un nº limitado de personas conocen una cosa nueva, sólo es propiedad de ellas. Pero hay un punto en que si una nueva persona alcanza ese conocimiento, se puede reforzar la situación para distribuirse al resto. La clave está en reconocer QUIÉN es el MONO Nº 100, la persona que vuelca una idea.
Hay que aceptar que hay al menos 1 mono nº 100 que ayuda a despegar tu emprendimiento. Hay que reconocer quién es y cómo se comporta, para motivarlo si es necesario. Publicidad, relaciones públicas, promoción.. son los campos en los que debería estudiarse esto. El nº puede variar, pero hay 'un punto crítico'. Un abrazo

Karl Rossman: Hola Karl! Gracias por pasarte por aquí y dejar tus impresiones. Tienes razón, seguimos siendo como monos. ¿Recuerdas el 'boom' del Código Da Vinci? Un periodista, que por entonces trabajaba en una editorial, me dijo que nunca había ocurrido un fenómeno como aquel.. Yo no estoy del todo de acuerdo, pero sí es cierto que se transmitió aquella 'información' de tal manera que todos debíamos leerlo. Parecíamos monos buscando un ejemplar del libro. Incluso en algunas zonas del mundo vendían en los mercadillos ejemplares imprimidos.. No sé si son 12, 69 o 100 .. pero creo que es cierto que existe un número crítico. Quizá, como en los 6 grados de separación, menor de lo que nos imaginamos. Salud

KARL ROSSMAN dijo...

Tienes razón. ¿Sabes?
Te contaré una historia tonta:
Mi padre, por su cumpleaños (cuando todo el mundo leía ese detestable conjunto de hojas), recibió de mi hermana el CDV (pará qué decir su nombre). Mi padre es un lector voraz y serio (con seis años se leyó "Los miserables"): Hugo, Dumas (padre), Galdós (todo), London, Conrad, y clásicos españoles sin descanso (ésas vienen a ser sus preferencias, además de tratados raros que salen en facsícil). Pues eso, recibió CDV con una sonrisa(mi hermana no conoce bien a su padre). Luego, mi hermano (que tampoco debe de conocer bien a su padre) también le regaló CDV, que mi padre aceptó con otra sonrisa (educación ante todo). Entonces mi padre me pasó uno de los ejemplares diciéndome que no dijera nada. Mis hermanos no se enteraron ni siguen sin enterarse, porque no vieron lo que cada uno regaló a su padre (acaso lo sepan, pero qué más da).
El caso es que me quedé con uno de los ejemplares de CDV y lo escondí entre los libros de mi estantería, para que los amigos no lo vieran y se rieran de mí. No lo leí. Entonces un compañero del trabajo, que estaba loco por leer el CDV, me dijo que se lo dejara. Y yo le dije: "Mejor te lo cambio por libros tuyos, ¿qué libros tienes". "No lo sé", dijo. Y le estuve mareando durante unos días. La verdad es que los libros que tenía en casa eran mucho peores que el CDV referido. Finalmente me dijo que tenía "El mundo de Sofía", que bueno, no es que sea gran cosa, pero comparado con CDV todo vale, y además, es un bonito libro de Siruela. Y se lo cambié.
En resumen: una historia simiesca.

Y perdón por excederme.

Saludos

D.I.E.G.O. dijo...

Fíjate hasta que punto la conciencia colectiva hace que hoy sigamos usando un teclado qwerty cuando ya no hay tipos que se enganchen.
No se si llamarla conciencia colectiva, campo mórfico,masa crítica, paradigma, el nombre siempre depende del que observo el suceso y lo bautizó.
En cuanto a la telepatía es tal vez el fenómeno mas observable de los que se agrupan como pes (percepción extra sensorial).
Los que hacen Zen no meditan nunca solos, no hay ZEN solitario,(Yo te influyo, tu me influyes).
Si meditas en grupo de cinco a seis personas frecuentemente vas a observar fenómenos de comunicación
telepática mas frecuentes que lo que podrías llamar coincidencia.
La tlp es un fenómeno común (con mucha ficción alrededor) que no se
lleva muy bien con las condiciones que impone la ciencia hoy ( en un lab. hay mucho stres y ademas el ego te juega malas pasadas, por que el quiere demostrar algo (que si o que no, no importa) entonces interfiere.
Ya que la ciencia divide observador , observado y experiencia pero esta clasificación en los bordes de la conciencia (cuando se esta en estados alterados de conciencia)se deshilacha.
Perdón por la extensión, el tema me atrapa.
Que los "cien-tes" felices.

i75mara dijo...

Karl Rossman: Nunca digas que una anécdota así es una historia tonta o simiesca. Me ha gustado. Y es que muchos hemos vivido algo así con algunos libros.
De 'El Código Da Vinci' (¿por qué no mencionarlo?) lo mejor era el título, ¿no te parece? Era entretenido.. y ya está. Tampoco se le pueden pedir peras al olmo..
Y comparto plenamente los gustos literarios de tu padre.. Dumas, London, Stevenson, Defoe, Twain, Poe, Stendhal, Becquer, Conan Doyle, Verne, Shelley .. mi adolescencia estuvo ligada a ellos. Y les sigo siendo fiel, lo mismo que ellos a mí. Nunca me han defraudado. Salud

Diego: Me parece muy interesante tu versión de los hechos. Sabes que también me interesan esos temas, como gran curioso que soy. Desde el punto de vista de la ciencia, según tengo entendido, todavía no se ha demostrado feacientemente la existencia de una comunicación telepática, que muestre unos resultados estadísticamente diferentes a los propios del azar. De hecho, desde hace años hay un concurso abierto con el premio de varios millones de dólares, para quien pueda demostrar bajo condiciones experimentales que la telepatía existe. Y el tema es que todavía nadie lo ha ganado, ni aunque hayan participado gentes muy 'clarividentes'.. Pero siguen investigando, y eso es señal de que muchos no las tienen todas consigo.. Y siempre estará presente el 'principio de incertidumbre'. Salud

femmeicthys dijo...

FELICIDADES!!!!
Ya espero otros muchos post para tener la oportunidad de seguir disfrutando de tu blog.

Con respecto a los post màs leidos, Alicia es de mis favoritos. Es una historia loca, pero efectivamente llena de logica, unir el absurdo con la logica debe ser de sus mayores ancantos.
Lewis Carrol matematico, eso si que es una sorpresa.

gracias por estar aqui para nosotros, me uno a la celebracion.

Rodi dijo...

Muchas felicidades por tu mono número 100, espero que tu blog siga creciendo.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Hola, quiero decir que este post sobre los monos es más que interesante y por otro lado quiero felicitarte por el éxito del blog en cantidad de posteos, calidad de los mismos y los comentarios que recibes. Saludos!

Ulysses dijo...

Hola:
felicitaciones por tus 100entradas (no años), si fuera cierta la teoría del mono número 100 una estupidez, repetida lo suficiente pasaria a formar parte del conocimiento humano "telepáticamente", lo cual es inquietante.
Saludos

Justino dijo...

No, definitivamente no se pueden extrapolar estos supuestos (etològicos), porque nos lleva a conclusiones falsas. Al menos,desde el punto de vista antropològico. Los animales, crean innovaciones accidentales y solo se propagan a travès de la imitaciòn. La cultura animal, no acumula innovaciòn sobre innovaciòn ( limpiar la arena de la batata, cocerla, crear un instrumento para cocerla, adornar ese instrumento ètc.), solo en la especie humana se da esta capacidad.
"La cultura es tradiciòn: continuidad creadora que conserva, renueva y acumula innovaciòn sobre innovaciòn (...)La cultura es patrimonio: un conjunto de recursos que hace màs habitable y significativo el mundo, que enriquece la vida humana y facilita mantener o superar el nivel alcanzado por las generaciones anteriores" Gabriel Zaid
Pero no olvidemos que hay de innovaciones a innovaciones. Existe gran diferencia entre una innovaciòn (que nos exalta como seres humanos) como el poema homèrico; y otra como el canibalìsmo ritual o la esclavitud (que nos degrada).
Asì pues, el internet (entre otras innovaciones de nuestra cultura contemporànea y global) nos permite el reforzamiento de nuestra libertad individual y el desarrollo de nuestra tradiciòn crìtica respecto de todo aquello que nos degrada.
Saludos y me congratulo por tì y tus lectores, en tus post 100.