Casualidades

¿Quién no ha experimentado una de esas extrañas coincidencias que, de vez en cuando, vienen a romper la monotonía de nuestra vida cotidiana? ¿Recordáis el día que estuvisteis pensando en un amigo que no veíais desde hace años y –de pronto- os lo encontráis por la calle? .. A mi me pasó eso el otro día. Me encontré en el lugar más insospechado con un viejo amigo que llevaba más de 3 años sin ver.. y lo mejor es que ese mismo día lo había recordado.. Los irlandeses llaman a este tipo de coincidencias “campanillas”, porque dicen que uno las escucha en estas ocasiones.. Las coincidencias pueden ser triviales, cuando las consideramos normales o debidas al azar, y significativas o razonables, cuando creemos advertir algún sentido oculto. Los estudiosos han elaborado diversas clasificaciones. Veamos algunos ejemplos:


Coincidencias útiles: El actor Anthony Hopkins buscaba una novela de George Feifer sin lograr encontrarla y -de pronto- halló un ejemplar abandonado en el metro. Durante el rodaje de la película basada en la misma, aquella resultó ser la única copia -repleta de anotaciones- que le quedaba al autor; un amigo a quien se la prestó la había perdido en el metro.


El mundo es un pañuelo: en 1914, una señora alemana tomó 6 fotografías de su hijo y le pidió a una amiga de Estrasburgo que le llevase a revelar el carreta. A raíz de la guerra no volvió a verla, por lo que -sin el número del resguardo- no logró localizar las fotos. En 1916 compró una película cerca de Frankfurt y fotografió con ésta a su hija recién nacida. Tras revelarla comprobó sorprendida que en ella había una doble exposición; la que acaba de comprar era precisamente la película extraviada en Estrasburgo.


Coincidencias literarias: En 1837, Edgar Allan Poe publicó “Las aventuras de Arthur Gordon Pym”. En su relato, los 4 supervivientes de un naufragio, tras permanecer muchos días a la deriva, asesinan y devoran a un grumete llamado Richard Parker. En 1884, la yola Mignonette se hundió y los 4 supervivientes que escaparon acabaron comiéndose a un grumete llamado Richard Parker.


Advertencias de peligro: En 1898, Morgan Robertson escribió una novela en la que se describía el primer viaje de un gran transatlántico, el Titán, que se consideraba insumergible y se hundió en una noche de abril, tras chocar con un iceberg en el Atlántico .. 14 años después, el Titánic naufragaba en idénticas circunstancias .. En 1935, William Reeves -que había nacido el año del naufragio del Titanic- montaba guardia en el Titanian. Presa de un presentimiento, ordenó detener el barco justo cuando llegaron al lugar donde se había hundido el Titánic, evitando así ser arrollados por un iceberg.


Vidas paralelas: En 1900, el rey Humberto I de Italia cenó en un restaurante cuyo propietario -que se le parecía asombrosamente- había nacido el mismo día y ciudad que el monarca, se casó el mismo día que él con una mujer llamada igual que la reina y había abierto el establecimiento el mismo día que fue coronado el rey. El rey le invitó a asistir con él a un concurso de atletismo que tendría lugar al día siguiente. Cuando comunicaban al rey que su doble había sido asesinado a balazos aquella noche, el anarquista Bresci disparó sobre el monarca, matándole.


Coincidencias numéricas: Wagner nació en 1813. Su nombre tiene 13 letras. Escribió 13 óperas. Los números de su año de nacimiento suman 13. Su primer impulso musical se produjo un 13 de octubre. Sufrió 13 años de destierro. Terminó "Thannhäuser" un 13 de abril y dejó de ser tocada un 13 de marzo de 1845, tras su fracaso en París, no siendo repuestas hasta el 13 de mayo de 1895. El teatro de Riga, donde se presentó como director, fue inaugurado un 13 de septiembre. La casa elegida para sus festivales, en Bayreuth, fue abierta un 13 de agosto y el último día que pasó en ella fue un 13 de septiembre. Wagner falleció el 13 de febrero de 1883, que era el decimotercero de la unificación alemana.


¿Cómo encajan estas coincidencias en el orden universal?


Conan Doyle -el creador de Sherlock Holmes- o el astrónomo Flammarion nos hablaban de la intervención de entidades espirituales. Jung -fundador de la psicología analítica- explicó como manifestaciones de la mente inconsciente -individual y colectiva- los fenómenos conectados aparentemente pero que no parecen guardar entre sí una relación causa-efecto. Publicó junto al físico Wolfgang Pauli el ensayo “sincronicidad: un principio de conexión no causal”, término que definía la concurrencia de dos acontecimientos significativos, pero no conectados causalmente.


Hoy, los estadísticos disponen de una “teoría de agrupamientos”, según la cual cualquier distribución de cosas o acontecimientos hecha al azar, produce un efecto “apiñamiento" (todavía se recuerda en el casino de Montecarlo el día que la bola de la ruleta se paró 114 veces seguidas en el rojo). Se han propuesto hipótesis a-causales, como la serialidad, la mencionada sincronicidad o las propuestas por la nueva física, con conceptos como “agujeros” en el espacio o “tiempo que fluye hacia atrás”.


Desde el principio de Mach a la teoría ondulatoria de Wheeler y Feynman, pasando por el Teorema de Bell y el experimento de Einstein, Rosen y Podolski, numerosos físicos han visto un vínculo entre el mundo macroscópico y microscópico de la vida cotidiana, entendiendo que se hallan interconectados por un orden no causal. Hay quien piensan que hay algo detrás de todo, que “el universo -como dice Hoyle- es una obra planeada”, extremadamente ingeniosa y dotada de una finalidad, en la que estamos incluidos.


Jack Safartti y Saul P. Sirag han intentado explicar las sincronicidades a través de la física cuántica teorizando sobre la transferencia superlumínica de información a nivel cuántico. Los biólogos Rupert Sheldrake y Lyall Watson también han intentado explicar la multitud de extrañas causalidades que se dan en los reinos vegetal y animal. Sheldrake sostiene la existencia de “campos morfogenéticos”, análogos a los campos magnéticos, que moldearían las células y tejidos del ser vivo. Se concentrarían a través del espacio y el tiempo, de forma que las criaturas podrían aprender gracias a la experiencia previa de otros miembros a través de un “banco de memoria”.

Si a alguno le parece demasiado complicado, pero no obstante el tema le atrae, coleccionar coincidencias puede ser divertido y nada difícil de practicar.. Y si cuando termine de leer esta entrada, se disparan las coincidencias a su alrededor, que no se extrañe .. Si el primer periódico, libro, programa de televisión o radio tiene que ver con algo aquí tratado .. habrá que apuntarlo. Entonces, por favor, que lo indique en los comentarios ..

Más información:
Artículo 'Casualidades imposibles' - formarse.com.ar
Revista 'Muy Interesante' nº 55 - dic. 1985


28 comentarios:

Ju dijo...

Si que es casualidad, que ayer leyera en los comentarios de un blog, no se si de este mismo o de otro, la frase extraída de la pelicula los amantes del círculo polar:
'Estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande...'
Esto me dio pie a escribir esta mañana un post, no publicado aún, sobre las casualidades.
Y cual es mi sorpresa que entro aquí y me encuentro este post. Es una coincidencia mínima, pero oye, a mi me ha dejao fría!

femmeicthys dijo...

me quedo con la teoria de Jung, aunque he de confesar que la mayoria de las casualidades (las buenas) tienen un misterio encantador. Así me gustan, como base de la "suerte".
Las coincidencias que mas me ustan tienen que ver con personas que aparecen despues de ser pensadas...Telepatía?
Tal vez nuestra mente tiene mas poder del que nos imaginamos. Y el deseo màs aún.
Abrazos, querido !75mara.

D.I.E.G.O. dijo...

Hay quien sostiene que pueden ver un encadenamiento karmico, Paramahansa Yoganada cuenta en su autobiografía, que su maestro le dio un de una frambuesa y a él le causó desagrado, y el maestro le dijo que proxima vez que comiese esa fruta estaría aplastada con azúcar y sería lejos y se la ofrecería una mujer.
profecía que años después se cumplió.

Hay quienes sostienen que el azar es la expresión de una ley universal de la que desconocemos su funcionamiento.

Hay a quienes el tema nos interesa mucho.

gracias por la recopilación y la opinión.
Ambas con gran criterio.

daviccy dijo...

Yo leí el libro de Allan Poe y tiene un final de lo más misterioso... tanto que casi no me sorprende esta casualidad!

Apoka dijo...

Si es bastante curioso todo esto, el otro día hablaron de la sincronicidad y de como un chico en londres casualmente se perdió y paró cerca de la casa de una amiga que no veía desde hacia muchisimo tiempo, lo impactante es que la chica estaba a punto de suicidarse y el chico la detuvo. casualidad?

Susana dijo...

Te cuento unas cuantas:

Tenía una amiga con la que me llamaba de uvas a peras. Siempre que yo me acordaba de ella, me llamaba y viceversa.

Cuando salí del colegio yo no quería ir al instituto, me parecía de lo más aburrido, pero quería seguir estudiando. Entonces mi hermana me dijo que hiciera un FP, el mismo que había hecho ella. Allí conocí a una profesora de dibujo que me dijo que si quería seguir dibujando, su marido era el jefe de estudios de la Escuela de Artes y Oficios, que me pasara por allí. Por una mala señalización yo acabé en le Bachillerato de Arte, con el cual pude hacer selectividad, cosa que con la Escuela no.

En el Bachillerato vi a un chico con el que tuve un pensamiento aburdo: "Este debería ser mi novio" Un año más tarde coincimos en clase y fue mi pareja durante mucho tiempo.

Viviendo ya en Madrid, me acordé del novio de una amiga que siempre cogía la bici para ir al curro y pensé: "Tanto tiempo la bici en la calle, que curioso que la respeten y no se la roben". A los días llamé a mi amiga y le pregunté si su novio seguía llendo en bici al trabajo, su respuesta fue que iba en moto porque hacía un par de días que se la habían robado.

Sé que son casualidades absurdas, pero son las mías y no dejan de resultarme intrigantes.

i75mara dijo...

Ju: Ya empiezan las casualidades, ves? ;) Sabes que me encanta tu blog, así que no dejes de escribir ese post sobre las casualidades.. tengo ganas de ver tu enfoque.

Femmeicthys: Me gusta mucho la teoría de Jung, pero más la de las implicaciones del universo cuántico.. creo que eso se está volviendo en un 'cajón de sastre' de todo lo que no comprendemos.. ¿Telepatía?,mmm.. ¿transferencia cuántica de información?, .. no sé.. qué misterios!

Diego: Profecías... ¿Conoces la profecía que hicieron Annie Besant y Leadbeater sobre Krishnamurti?.. Besant interesada por la noción hindú del avatar y convencida que uno nuevo estaba en camino, junto a Leadbeater adoptaron a un niño brahmán, Krishnamurti, de quién creían que sería el siguiente mesías (encarnación de Maitreya, el nuevo Maestro del Mundo).. El muchacho resultó más listo que sus mentores, renunciando a su alto cargo espiritual.. para muchos ese fue el verdadero gesto de un Gran Maestro, el que se profetizaba..

Sincronicidad, Jung y Jodorowsky

Daviccy: por aquí tengo el libro, pero está por leer.. leo a Poe desde niño. Recuerdo cuando leí "Las montañas de la locura" de Lovecraft, en él se mencionaba a "Las aventuras de A.G.Pym".. Lovecraft se inspiró en ester relato para hablar de los 'Primigenios' en la Antártida.. Tengo entendido que el final es tremendo, de auténtica locura..

Apoka: Los tarólogos usan el concepto de 'sincronicidad' de Jung para explicar por qué pueden interpretar una 'tirada' de cartas con el 'destino'..

Susana: ay! si yo te contara las mías .. Pero te contaré una cosa .. ¿sabías que entre dos personas cualesquiera del mundo 'sólo' hay entre ellas dos 6 personas de distancia, como media? .. Yo conozco a alguien, que conoce a alguien, ... etc .. Imagina una persona del mundo , y entre ella y tú hay unas 6 .. En un post anterior hablé de eso, y creo que en próximo también lo mencionaré .. no hay que extrañarse por tanto de algunas coincidencias.. Y lo de tu antiguo novio creo que tiene más que ver con los 3 aspectos fundamentales en la vida: oportunidad, medios y motivación .. seguro que tú estabas motivada, no? ;)

Susana dijo...

Hablas de la teoría de los pasajeros de un avión, ¿verdad? Si no me equivoco esa teoría era válida para unas 100 personas aprox dentro de un mismo ámbito... ya que puedo pensar en George Clooney y seguro que no ha relación de amistad de primer grado con nadie.

i75mara dijo...

No, Susana.. hablo de teoría de redes sociales. Eso implica a toda la sociedad, no me refiero a ningún ámbito en concreto.. Mira, piensa en alguien que conozcas que a su vez conozca a algún famoso .. ese famoso, por ejemplo un actor, puede conocer a otro, que a su vez conozca a George Clooney.. Yo por ejemplo encuentro 2 personas entre yo y el presidente del Barça (conozco a alguien que conoce a un directivo del Barça, que conoce al presidente del club), éste conoce a Zapatero, Zapatero conoce a Bush, y Bush puede conocer a Clooney .. por ejemplo.. Me salen 6 personas.. Pues así con cualquiera. Pero lo impresionante de ésto es que ocurre con cualquier persona del mundo, aunque no sea conocida (los famosos tienen más redes sociales) .. entre yo y un esquimal puede haber 6 personas.. Desconcierta, eh?

J. Luciano J. dijo...

Bien, miguel ángel. todo esto está muy bien. es un modo de tertuliar a falta de una buena taberna. ahí sí que se dan casualidades y se conoce a gente por metro cuadrado.

fernando dijo...

Genial post. Me ha gustado tanto que me lo voy a imprimir el sábado cuando vaya a currar. Enhorabuena. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado d. Miguel Ángel:

¡Vaya blog! Conocía lo de Hopkins y creo que el hallazgo le ayudó en la preparación de la película. El resto es una delicia.

en cuanto a su última nota: Muchas veces me había preguntado cuántas personas necesitaría para ponerme en contacto con alguien importante en caso de necesidad. Luego he tenido que hacerlo y, en efecto, resulta extraordinariamente sencillo entablar una conversación con personas de especial relevancia. (A veces la cadena se reduce a dos eslabones. Ceo que el número habitual suele ser seis.

Ya que invita usted a añadir experiencias le contaré una que me dejó bastante transpuesto. Hace muchos años tuve un sueño que no lograba interpretar correctamente, Acudí a mi escasa biblioteca y consulté los volúmenes de Freud y Jünger sin hallar una respuesta clara, de modo que me acerqué a la librería sin saber exactamente que debía buscar. Pero la casualidad quiso que, cuando yo entraba, me topara con el único amigo que podía darme una indicación adecuada. Y así lo hizo. Me acerqué al estante donde se hallaba el “diccionario de símbolos” de Cirlot y lo abrí al azar: allí estaba la entrada que explica con absoluta claridad qué había soñado yo aquella noche. ¿por qué ese amigo al que veo cada cuatro o cinco años estaba a la puerta de la librería? ¿Por qué un libro tan poco corriente como aquél estaba disponible? Y finalmente ¿por qué abriéndolo sin ningún fundamento, sin consultar el índice, sin ningún método, di con la respuesta que necesitaba?


En cuanto a su nota en el blog del sr. De Paz acerca de un posible alter ego, me permito recordarle el lema de su cuaderno electrónico: “Todo hay que reducirlo a su máxima simplicidad, pero no más".

Atentamente

BUDOKAN dijo...

La verdad que disfruto mucho de tu blog porque porpone un debate de posturas y pensamientos. Te dejo un gran saludo!

i75mara dijo...

Estimado Anónimo (qué frío es decir 'anónimo'), me ha gustado su comentario.. La vida a veces es tan desconcertante, tan llena de causas y azares ¿verdad? ..

Con respecto a lo que dije en la bitácora de Mateo de Paz, era un pequeño guiño a su autor y a usted por ese debate intelectual que están desarrollando, y que siento no poder seguir en muchos momentos (y que no le negaré que disfruto).. Si que me gustaría decirle que suele ser todo un gesto por lo menos incluir un nombre cuando se añade un comentario en una bitácora .. poder uno dirigirse a alguien por un nombre, un seudónimo o lo que sea .. es que son tantos los comentaristas 'anónimos' ¿Es usted el 'anónimo' número uno, el número dos, .. , el número 10 elevado a 100 (más que todos los átomos del universo)? ¿O será el anónimo que me acaba de visitar desde Navarra? Sepa que en esto de la "Gran Telaraña Mundial" no existen anónimos.. es una ilusión.
Por cierto, no me creo lo de su "escasa biblioteca".. Y por favor, no me llame de 'usted', soy joven e inexperto.. Venga por aquí cuando quiera. Pero eso sí, si no quiere que algunos le tachen de 'troll' y se sientan incómodos, le recomiendo que por lo menos firme sus comentarios.. Es una sugerencia nada más. Y le agradezco la buena opinión que ha expresado sobre mi blog.. Espero estar a la altura.

Saludos

Mateo de Paz dijo...

Una casualidad, querido Miguel Ángel, puede ser esta:

Una mañana me desperté como Samsa de un sueño intranquilo, que no pude interpretar correctamente. Desayuné, me vestí, leí un rato a Lacan, pensando que en las palabras de otros acaso podría encontrar las que yo necesitaba para interpretar ese sueño (no lo contaré sin embargo). Salí a la calle y entré en una librería. En la que voy siempre. Buscaba (ignoro la razón) una "Antología de romances" aún no publicada. Curiosamnete vi, por su llamativo aspecto y color, el "Diccionario de símbolos" de Cirlot. Lo abrí al azar y descubrí que aquella entrada se correspondía con mi sueño. El azar, sin embargo, no sé detuvo aún. El amigo al que hacía casi un lustro que no veía estaba allí, un poco ansioso, nervioso, huidizo, como siempre. Nos saludamos, charlamos un rato y me fui hacia mi casa.

Ahora sin embargo veo que el azar, las casualidades, continúan. Aquel amigo está hoy aquí, viviendo mis mismos sueños y mis mismas experiecnias pero con otro punto de vista, distintas interpretaciones de iguales textos.

¿Alter ego, dices, Miguel Ángel? Puede que incluso se llame Alejandro.

i75mara dijo...

Mateo, me acabas de dejar sin palabras.. Nos tienes que explicar en tu blog de qué va todo esto.. Puro Kafka

Algún día te contaré mi experiencia con 'La Metamorfósis'.. sólo te diré que mientras lo leía, sentía que delante mío estaba ocurriendo exactamente lo mismo. Samsa estaba allí..

Saludos

Myriam dijo...

Bueno, que te voy a contar de casualidades.. sabes que últimamente me pasan muchas.. lo que a veces me asusta. Lo cierto es que de todas las teorías que has puesto al final del post no me he enterado de nada... pero alguna razón habrá... seguro que el cerebro es más potente de lo que nosotros pensamos...

Si quieres un ejemplo de coincidencia no tienes más que ir a los comentarios de este blog hace dos entradas..

Pruden dijo...

Una casualidad muy sorprendente (¿o será una sorpresa casual?) es que las crónicas de talbania3 te recuerden a "Celtiberia Show" del amadísimo Luis Carandel. ¿Cómo es posible?, me pregunto yo que estuve a punto de hacer la mili con él. ¿Cómo es posible que tú conozcas aquellas delicadezas de Triunfo, si la revista se publicaba cuando no habías nacido?
No sé. Ahora que me esfuerzo en recordar, tal vez cuando desapareció Triunfo la Celtiberia se fuese a Interviú. ¿Puede ser?
De cualquier modo, es halagador la comparación.

i75mara dijo...

Querido Pruden, te echaba de menos por aquí. Más cuanto que esto se está empezando a volver en muchos momentos en un debate de letras, azares, casualidades y alter egos (ya sabes cuánto os gusta a los escritores estos conceptos).. ¿Me preguntas de qué conozco a Luis Carandell? .. fue como un amigo para mí. Lo descubrí cuando tenía 14 años escuchando una maravillosa tertulia de radio en aquella, posteriormente acallada, Antena 3. Desde entonces me volví un incondicional de Carandell. Posteriormente descubrí su Celtiberia (término éste que al parecer fue idea de Ortega y Gasset). En ningún caso comparo vuestra literatura con el estilo de la Celtiberia, pero sí con su ingenio y encanto. Y si quieres puedes visitar los ejemplares de la revista Triunfo, que algo bueno tiene esto de la tecnología .. Mira, te pongo el enlace:

http://www.triunfodigital.com

Podrás encontrar artículos por autor, tema, etc. Y también te pongo un enlace de una entrevista que le hicieron a Carandell, y que no tiene desperdicio:

http://ccultura.blogspot.com/2006/12/clsicos-contracultura-luis-carandell.html

Saludos

i75mara dijo...

Myriam, más que 'casualidades' debería haberlo titulado 'causalidades', porque a través de tus comentarios se me ocurrió plantear esta entrada.

Con respecto a lo que me dices de la Mecánica Cuántica, me ha recordado lo que dijo Richard Feynman (tengo puesto un enlace a una entrada anterior que trata de él, y que te recomiendo, porque éste si era un 'crack'). Decía algo así como: "Puedo afirmar sin riesgo a equivocarme que nadie comprende la Mecánica Cuántica". De todas formas, supongo que conoces la teoría de los campos morfogenéticos. También tengo un enlace a una entrada anterior, y la verdad es que es muy desconcertante ese tema.

Saludos

Pruden dijo...

Miguel Ángel, gracias por llamarme querido Pruden pero, sobre todo, gracias por anunciarme la existencia de triunfodigital. Aquella revista fue para mí la reafirmación en el razonamiento contra el sinsentido de la dictadura, aunque a aquella época que digo (60-70) la historia la viene mencionando como “tardofranquismo”, o algo así. Sería mucho presumir de haber sido el primero en traer el Triunfo de Vázquez Montalbán (La Capilla Sixtina), Carandell y compañía al pueblo, pero de lo que sí me jacto es de que la Peña Cultural (entonces se llamaba Nuestro Tiempo) hiciera una suscripción que duró hasta el final de la revista. Ahí están los ejemplares, por suerte: en la biblioteca de la Peña. Pero esto de estar digitalizada es un hallazgo extraordinario.
Otro día que nos veamos podremos hablar de cómo fue que no pude hacer la mili con Luis Carandell… Más por las fechas en que tú tendrías 14 años, este hombre fue presentador del Telediario y algunos días terminaba con la lectura de un soneto de Garcilaso o de Lope de Vega. ¿No te parece magnífico? Y además con aquella sonrisa, tan tierna, de pícaro verde o padre cómplice de nuestras travesuras.
Pues bien, si no me ves más por aquí, por esta tertulia internetaria, tratándose de temas como dices atractivos, no es sino porque no soy muy dado a pasarme más tiempo del prescrito por mi confesor ante el ordenata. Pero tres o cuatro blogs de Montalbeños (o talbaneros) suelo visitar cuando me toca. Y no es bola decir que, naturalmente, Antrópicos está el segundo en mis favoritos. Y eso que no es solo literatura lo que aquí se cuece.
Salud

Anónimo dijo...

Estimado Miguel Ángel:

Gracias por permitirme el tuteo.

Exquisita la nota del sr. de Paz. Esas son las armas de un verdadero escritor.

Ayer, durante una agradable velada, se produjeron dos casualidades que me dejaron perplejo. (Una de ellas relativa al asunto de los seudónimos.)

Si no le parece inadecuado me gustaría relatarlas, pero preferiría contar antes con tu aquiescencia.

Ya me dirás.

Un saludo.

Pd. Supongo que tu amigo Pruden lo conocerá, pero por si acaso:
http://www.hermanolobodigital.com/
O tempora o mores

i75mara dijo...

Estimado anónimo, este es un lugar de reflexión "para el hombre" (eso vendría a decir 'antrópico' en alguno de sus significados). Así que siempre será invitado a exponer sus reflexiones. De todas formas quería decirle varias cosas:

La primera es que apunta maneras de 'bloguero' como también han comentado en la bitácora de Mateo de Paz. Muchos estaríamos interesados en conocer su 'versión de los hechos'.

La segunda es que comparto su comentario sobre la nota de Mateo. Me ha recordado a Auster y sus fantasmas. Genial.

Y tercero es que también le invito a que descubra la literatura de Prudencio Salces, en este caso junto a Silvestre Marín y Juan Luciano Jiménez, en la bitácora "Historias Fabulosas de Talbania". Tengo puesto un enlace en el blog. Aún así, su dirección : http://talbania3.blogspot.com
Este espacio está inspirado en "La República Hablanera" de Prudencio Salces, libro coral y montalbeño, como así me lo definieron los autores de la bitácora.

No sabía que también se podía disfrutar de 'Hermano lobo'. Gracias por apuntarlo.

Y creo que a partir de ahora le llamaré 'Cicerón'.
Un saludo

Payne dijo...

Estimado Miguel Ángel:

Aceptaré el tuteo si es mutuo. Esa suele ser la costumbre.

Vamos allá.

El viernes, me dirigía a cenar a casa de un buen amigo. En el camino estuve dándole vueltas al asunto de los seudónimos. Si dar un nombre cualquiera –me decía- ayuda a despejar dudas acerca de las intenciones, ¿por qué no hacerlo?

Mientras esperábamos a otros invitados, estuve repasando las últimas compras de mi amigo, lector compulsivo y comprador impenitente. Las paredes de todos los cuartos de su casa son estanterías y una fila de libros oculta otra. Como en los pasos a nivel franceses: un train peut en cacher un autre. En cuanto llegó el resto de invitados, apenas hubo tiempo para los saludos porque dos de ellos preguntaron inmediatamente al anfitrión por un libro que estaban leyendo. ¿Adivinas cuál? “Las benévolas” ¿Por qué de entre todos los libros que estábamos leyendo las siete personas que nos sentamos a la mesa, el primero del que se habló fue uno que se cita en la primera entrada del sr. de Paz a la que contesté? Aunque no hace al caso, la defensa estuvo tan bien argumentada como el la crítica de la reseña de Sánchez-Ostiz.

Hacia la mitad de la cena, otro de los contertulios recordó los tiempos en los que tuvo que vivir fuera de España y cómo, mientras escribía uno de sus libros, echó de menos tener a mano otro cuyo título ya no recordaba, pero que le era imprescindible para cotejar alguna de sus ideas. Bien. Decidió entonces bajar a licorería cercana a su apartamento para comprar un par de botellas vino. El tendero se las dejó sobre el mostrador y entonces se dio cuenta de que junto a las botellas había un ejemplar del libro que tanto ansiaba. Subió a casa con el vino, el libro y la extrañeza.

Finalmente la amiga que se sentaba frente a mí, sin venir al caso, no se por qué, me miró a los ojos y después de sonreírme me llamó por el nombre que usaba como seudónimo cuando escribía en prensa. Hacía diez años que nadie me llamaba así.

Estoy mirando si hay convenio entre España y Talbania para obtener la doble nacionalidad

Saludos.

P.d. por favor no me llames Cicerón. Dejémoslo en Payne. (http://en.wikipedia.org/wiki/Payne's_grey)

Rodi dijo...

Como siempre, muy buen artículo, las casualidades que cuentas son increíbles, la de Anthony Hopkins y la del rey ya las conocía.

PD: Un gran trabajo por tu parte.

Saludos.

Bitácora compartida por Prudencio Salces, Juan Luciano Jiménez y Silvestre Marín Cañete dijo...

Señor Payne, en Talbania no existen pasaportes ni reyes ni fronteras, solo disponemos de hospitalidad. Lo único que sería recomendable para vivir aquí es la imaginación, el buen humor, y el respeto por las especies, ya sean animales, vegetales o cosas.
Suya es la decisión. Saludos

i75mara dijo...

Payne: como has comprobado los 'anónimos' crean mucha confusión para alguien que se expresa públicamente en internet. Un seudónimo por lo menos despeja dudas. He disfrutado con las anécdotas que has contado. Y no dejes de darle un poquito de caña a Mateo. Eso lo estimula. Salud.

Bitacoreros compartidos: No me diréis que no os estoy mandando gente interesante a vuestro blog. Voy a tener que plantearme pedir comisión ;) Saludos

Y saludos también a todos los que habéis pasado por aquí.

Creo que ya va siendo hora de plantear una nueva entrada ..

Silvestre Marín Cañete dijo...

Sí, Miguel Ángel, 27 comentarios es todo un éxito. Gracias por la difusión. Pruden está que no cabe en su osamenta. Te debo la primera de las tres cervezas