Uri Geller

Pertenezco a esa generación a caballo entre los 70 y los 80 que no corrió delante de los grises, ni vivió la muerte de Franco, ni votó la Constitución. Mi memoria histórica se remonta al 23-F (aquel día al despertarme mi madre me dijo que no iba a la escuela, así que el recuerdo que guardo de aquellos momentos de incertidumbre están protagonizados por una mañana llena de dibujos animados y películas, como “El asombroso de Brooklyn”, aquella del boxeador-lechero..). Mis primeros recuerdos televisivos están amenizados con las melodías de Orzowei, Mazinger Z, De los Apeninos a los Andes, o Vicky el Vikingo.. Así que acontecimientos de los que siempre he oído hablar, como la famosa entrevista que realizó en septiembre de 1975 José María Iñigo a Uri Geller, me pillaron en pañales, nunca mejor dicho. Pero a estas alturas, después de tantas parodias y tantos programas de esos de tirar de videoteca, ¿quién no la ha visto alguna vez?

[Nota: para los que no sepan de lo que hablo, aquí tenéis el enlace en Youtube].



Navegando por la red podemos encontrar numerosas referencias sobre la biografía de Uri Geller (Tel Aviv 1946), unas más asépticas, otras más apasionadas, otras más irónicas
.. El célebre mentalista comenzó a ser conocido durante la década de los 70 por sus actuaciones televisivas donde afirmaba tener habilidades psíquicas tales como la telepatía, la telequinesis, la búsqueda de agua subterránea, así como doblar objetos de metal con solo una mirada sobre ellos o arreglar relojes estropeados.



Uri Geller, el terror de las cucharas

De su aparición televisiva en España, cuentan las crónicas que fue una de las de mayor éxito de su ‘tour’, revolucionando todo el país. Durante la emisión del programa 'Directísimo', la centralita de TVE se colapsó con miles de llamadas de gente diciendo que habían doblado la cubertería de la abuela. El presentador contó después que aquella noche no pudo volver a casa en coche porque el travieso de Uri le había doblado las llaves.. Poco días después, 10.000 personas hacían cola en El Corte Inglés para que Geller les firmase ejemplares de su autobiografía “Mi fantástica vida”, y aprovechaban para enseñar sus relojes arreglados.. (Nota: si alguien no entiende lo del reloj que vuelve a funcionar, que lea el final del post ‘carta de amor’).



José María Iñigo y Uri Geller, Directísimo, 1975

A diferencia de España, su periplo televisivo no tuvo tanto éxito en otros países. En Alemania le colocaron cámaras ocultas y determinaron Geller usaba nitrato de mercurio para reblandecer el metal. En Norteamérica, su participación en el programa de Johnny Carson, ‘Tonight Show’, fue todo un fracaso.. Para evitar cualquier truco Carson, que casualmente era ilusionista aficionado, invitó a James Randi, también
conocido como “El sorprendente Randi”, otro hombre-milagro capaz de doblar cucharas con la mente, pero que a diferencia de Geller, Randi se presentaba a sí mismo como “ilusionista” y no hacía ningún tipo de alarde sobrenatural. Randi propuso al programa que presentasen los objetos metálicos que él mismo había traído y que no estaban preparados previamente por Geller. Cuando Uri Geller entró en el estudio y observó los objetos se mostró nervioso y declaró que esa noche no se sentía lo suficientemente fuerte para hacerlo. Un mal día lo tiene cualquiera..


Uri Geller en el programa de Johnny Carson


La historia de Uri Geller no acaba aquí. Después de este fracaso ante millones de personas, siguió su periplo televisivo durante algún tiempo más, hasta que poco a poco se fue diluyendo su pr
esencia. Cuentan que el hombre hizo fortuna localizando metales para empresas dedicadas a las explotaciones mineras, y sigue reapareciendo de vez en cuando en algún que otro programa haciendo de las suyas. Y es que a estas alturas parece que algunos todavía no se han enterado de qué va la película.. Ahí tenemos a Javier Sardá en sus ‘Crónicas Marcianas’ o Eduard Punset en el programa de divulgación científica 'REDES' (“Tu eras un pionero y ahora esto es ciencia, ciencia pura”.. Literal, de Eduard Punset a Uri Geller.. aquí un fantástico artículo al respecto).


Últimamente Geller ha vuelto a ser noticia por varios motivos (y no hablo del anuncio de Menorquina). Primero, por participar como árbitro en un 'reality' para encontrar a su sucesor como ‘gran mentalista’. Segundo, por una turbia historia sobre una subasta en eBay por la casa de Elvis Presley. Y tercero, por una polémica que todavía sigue coleando con Youtube, por intentar retirar un video donde James Randi demuestra que todo lo que hacía Geller era un juego de manos. La compañía de Geller, Explorogist, demandó a Youtube para que retirasen el video alegando una supuesta violación de copyright por mostrar imágenes que sólo Geller poseía los derechos. La legislación norteamericana determinó que Geller sólo podía reclamar 3 segundos de los 14 que consta el video. Por si fuera poco, la EFF, una organización que luch
a por la libertad de expresión en la era digital, ha presentado una demanda contra Geller por abusar de la ley norteamericana de derechos de autor.. Al final del post podéis ver el video de Randi doblado al castellano.


Uno de los temas más polémicos que envuelven la historia de Uri Geller es la aparente corroboración de sus poderes por parte de científicos del instituto de investigación de Standford a principios de los 70. Para entender mejor los métodos de Geller, los científicos le pidieron que participara en una seri
e de experimentos. Geller aceptó, y durante cinco semanas fue sometido a distintas pruebas por los investigadores Harold E. Puthoff y Russel Targ. El resultado fue publicado en la revista científica Nature en 1974. Los científicos no se aventuraron a presentar conclusiones. Y ya se sabe, el que calla.. otorga.


En 1975 Richard Feynman se interesó por el caso de Uri Geller y consiguió una entrevista en un hotel de Hollywood. El encuentro fue un rotundo fracaso para Geller ya que no consiguió demostrar sus supuestos poderes paranormales
.


A finales de los 70, se realizaron nuevos estudios científicos sobre individuos que podían realizar lo que se denominó “el efecto geller”. James Randi se puso en contacto con los investigadores y les dio consejos sobre cómo podían detectar el fraude, pero los científicos no acogieron bien la intromisión de Randi. De todos los aspirantes a los que se les realizaron las pruebas, do
s señores las pasaron: Mike Edwards y Steve Shaw. Parecía que por fin la ciencia justificaba a Geller.


Cuatro años después, en 1981, los triunfadores Edwards y Shaw convocaron una rueda de prensa. Delante de numerosos medios de comunicación declararon haber engañado a todo el mundo: “No somos psychics. Somos magos”, dijo Edwards. Explicaron que colaboraban con Randi en un proyecto para demostrar cómo los científicos podían ser engañados por individuos como Uri Geller. James Randi demostró una vez más la tendencia humana a buscar una explicación sobrenatural a sus preconcepciones.



James Randi creó una Fundación educativa (JREF) para apoyar las investigaciones científicas sobre lo paranormal, examinando todos los hechos en condiciones controladas. Esta Fundación ofrece un premio de un millón de dólares a quien pueda superar sus pruebas y demostrar cualquier tipo de poder sobrenatural bajo criterios científicos. A día de hoy nadie ha superado las pruebas. Las dos condiciones que pone Randi son:


1- El aspirante debe tener algún tipo de reconocimiento mediático (entrevista televisiva, mención en alguna publicación o haber publicado algo) que ofrezca detalles de sus supuestas habilidades.


2-
El aspirante debe proporcionar al menos un documento firmado por un universitario que haya sido testigo de la demostración de los poderes del aspirante.




El 'sorprendente Randi'

Hasta tal punto han sido frustrantes los resultados que en enero de 2008 la Fundación anunció que a partir del 6 de marzo de 2010 no se realizarán más desafíos, ya que Randi considera que el dinero estará mejor invertido en otros proyectos que sean ‘realizables’. Así que ya sabéis, amantes de lo sobrenatural. Os queda año y medio para llevaros un buen pellizco y conseguir el reconocimiento científico y mundial.. ¿Alguien se anima?





Video de la polémica. James Randi versus Uri Geller:



3 comentarios:

fernando dijo...

Magnífica historia de un hombre que causó sensación en España. Aquel día todo el mundo estaba con la cuchara en su casa viendo a Geller. Un abrazo.

Neutrino dijo...

Me acuerdo perfectamente de ese genio de las cucharaditas. En esa epoca de pocos programas interesantes por tv... un doblador de lo que fuera tenia mucho impacto.
Lo sobrenatural no existe.

Saludos

Myriam dijo...

Guau!
He estado desconectada (nunca mejor dicho) mucho tiempo, pero cuando vuelvo me encuentro con esta gran entrada... me tienes impresionada chico. A tí te tenían que dar el premio y no a los sucesores de Uri..
Por cierto, me encanta el nuevo look de antropicos