La energía del futuro


Hace ya tiempo escuché una entrevista en Televisión Española donde Jean-Marc Jancovici, ingeniero francés experto en problemas de cambio climático, exponía sus teorías sobre futuribles crisis energéticas. De todo lo que contó en la entrevista me llamó especialmente la atención lo referente al empleo de la energía solar. Jancovici venía a decir que los dos usos más eficientes que podemos darle a esta es, por un lado, calentar espacios – orientar las ventanas como es debido, construir las casas muy aisladas, arquitectura inteligente en definitiva – y por otro obtener electricidad del sol. Pero esta energía no la obtendríamos con los paneles fotovoltaicos que empleamos hoy en día, sino a través de lo que se llama energía solar de concentración, utilizando unos grandes espejos que sirvan para calentar un líquido, que sirva a continuación para alimentar un generador de vapor como en una central térmica clásica. Y quizá lo más interesante es que estos generadores se podrían disponer en las zonas tropicales, sobretodo en aquellos países en vías de desarrollo.


Hace tan solo unas semanas escuché por la radio que se había inaugurado en las afueras de Sevilla una nueva planta de energía solar y térmica, empleando este mismo método de concentración. La empresa en cuestión se llama Solúcar, y es la primera planta solar en Europa que comercializa la energía que produce con espejos. Su intención es generar energía suficiente para llegar a satisfacer las necesidades energéticas de los habitantes de Sevilla capital. Actualmente produce unos 11 mw de electricidad, sin generar ningún tipo de gases contaminantes.



Todavía resulta caro obtener este tipo de energía, pero al igual que ocurrió con la energía eólica, los costos van disminuyendo al ir avanzando el desarrollo tecnológico.

¿Será esta realmente la energía del futuro?

Fuente:
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6619000/6619095.stm

0 comentarios: