Groucho conoce a Ray Bradbury

Bucear en Youtube tiene como recompensa encontrar joyas como esta





Groucho: ¿Así que tú eres Ray Bradbury?
Ray Bradbury: Sí, señor.
G: ¿Y de dónde eres, Ray?
R: Soy de un pueblito llamado Waukegan, Illinois.
G: ¿De Waukegan, eh? ¿Cuándo naciste?
R: Hace treinta y cinco años.
G: ¿Treinta y cinco años? Jack Benny nació en Waukegan en ese tiempo. ¿Tú conociste a Jack Benny?
R: No, yo no lo conocí, pero mi mamá fue a la escuela con él. (El famoso comediante, actor y locutor radiofónico y de televisión Jack Benny nació en 1894... A los diecisiete años trabajó con la mamá de los Marx en una comedia teatral. Murió en 1974).
G: Mírala, pobrecita. ¿Y qué clase de trabajo haces, Ray?
R: Soy escritor (I’m a writer).
G: ¿Que tipo de jinete (Groucho quiere confundir writer con ridre)? ¿De pony exprés, motocicleta o de qué?
R: Escritor. E-s-c-r-i-t-o-r.
G: ¡Qué refrescante! Un escritor que sabe deletrear. Seguramente no eres un jinete... ¿Qué más has escrito aparte de recaditos al lechero?
R: Unos cuantos libros, uno llamado Crónicas marcianas; otro que se llama Las doradas manzanas del sol; Fahrenheit 451, todos en la editorial Doubleday; muchos cuentos cortos para el New Yorker, The Post, Colliers Magazine y cosas por el estilo.
G: ¿Con que eres un escritor exitoso? ¿Has hecho algún otro tipo de trabajo aparte de ciencia ficción y cuentos?
R: Sí, hice el guión de Moby Dick para John Huston.
G: ¿Oh, de veras? Con ese trabajo pescaste una ballena... (Groucho dice “A whale of a job”: una ballena de trabajo). ¿Estás casado, Ray?
R: Sí, sí lo estoy.
G: ¿Y en dónde conociste a tu esposa, recuerdas eso?
R: Ella trabajaba en una librería, aquí en Los Ángeles; un día entré a ver libros y ella pensó que los estaba robando.
G: Pensó que pertenecías al club mensual de rateros, ¿eh? (Groucho juega con la rima entre crook, ladrón, y book). ¿Qué fue lo que te atrajo de tu esposa?
R: Es muy hermosa, extremadamente inteligente y lee muchísimo.
G: ¿Y esto lo supiste sólo de verla parada en la tienda?
R: Después de un rato de hablar con ella me enteré de que conocía todos mis libros y cuentos cortos, y eso me cautivó.
G: ¿Así que a fin de cuentas te casaste con esta chica para llegar a casa por las noches y hablar de ti?
R: Inevitablemente en eso terminó, por cierto.
G: ¿Y no encuentras que eso pueda ser aburrido después de un tiempo?
R: No, incluso me parece muy refrescante.
G: ¿Nos describes brevemente uno de tus cuentos, para tener una mejor idea de tu trabajo?
R: Escribí un cuento de ciencia-ficción en el Saturday evening post hace algunos años, llamado “The Veldt” (así se le llama a las sabanas del África meridional; es un cuento contenido en el libro The Illustrated Man, de 1951, en el que Bradbury inventa el concepto de realidad virtual generada por una máquina); es la historia de dos niños que tienen un cuarto con una gran pantalla de tele, de pared a pared, en la que acostumbran ver programas sobre África. Un día los padres entran y tratan de apagar la televisión, pero los niños, por medio de algún sistema mecánico...
G: ¿Qué sistema era ése?
R: Era un secreto, no puedo decirlo, ¡no sabría!
G: Es lo que yo sospechaba.
R: Al final del cuento, cuando los padres entran al cuarto para apagar la tele, los niños hacen que los leones salgan de la pantalla y se coman a los padres... Fin del cuento.
G: Bueno, es un cuento muy sentimental, una mezcla un poco de Alicia en el País de las Maravillas y Mujercitas, ¿no?


Como veréis, en el vídeo sólo aparece una parte de esta conversación del show de Groucho You Bet your Life, pues en mitad de la misma empiezan con las preguntas del concurso. Tanto el resto como su traducción la obtuve del blog de Villarreal 



0 comentarios: