Llegan las Perseidas

¿Tienes un calendario? Marca este día: domingo 12 de agosto. A un lado de la marca escribe "toda la noche" y "¡Meteoros!". Colócalo en un lugar visible para no perderte la lluvia de meteoros Perseidas del año 2007.


"Va a ser un gran espectáculo", dice Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, de la NASA, en el Centro Marshall para Vuelos Espaciales. "Tendremos Luna nueva el 12 de agosto —lo que significa que no habrá luz lunar, por lo tanto tendremos cielos oscuros y muchos meteoros". ¿Cuántos? Cooke estima que una o dos Perseidas por minuto durante el punto de máxima intensidad de la tormenta.


ver leyenda

Un bólido fotografiado el 12 de agosto de 2006


Esta lluvia de meteoros tiene origen en el cometa Swift-Tuttle. Aunque el cometa no está cerca de la Tierra, su cola intersecta la órbita terrestre. Pasamos a través de ella cada año en el mes de agosto. Pequeños fragmentos de polvo del cometa chocan entonces contra la atmósfera terrestre a 212.000 km/h. A esta velocidad, incluso el más pequeño fragmento de polvo produce una vívida estela luminosa —un meteoro— al desintegrarse. Debido a que los meteoros del cometa Swift-Tuttle salen de la constelación de Perseo, a esta lluvia de estrellas se la denomina "Perseidas".

El polvo proveniente del cometa Swift-Tuttle impacta a la Tierra. ¿Qué sucede con el cometa en sí?


Los astrónomos estadounidenses Lewis Swift y Horace Tuttle, trabajando independientemente, descubrieron el cometa en 1862 y observaron la oleada del filamento el 11 de agosto. Tres años después, Giovanni Schiaparelli (famoso por los "canales" de Marte) se dio cuenta que el cometa era el origen de los meteoros Perseidas. Schiaparelli entendió que el cometa podría pasar cerca de la Tierra, pero en esa época nadie se preocupaba por estos asuntos.


La idea de que cometas y asteroides pueden amenazar nuestro planeta no fue ampliamente aceptada sino hasta la década de los años ochenta. Más tarde, los astrónomos empezaron a preocuparse. El cometa Swift-Tuttle es grande, más o menos del mismo tamaño del asteroide que hizo desaparecer a los dinosaurios hace 65 millones de años, y recientemente, desde el año 1992, parecía que el cometa Swift-Tuttle podría chocar con a la Tierra en el año 2126. Nuevos datos y cálculos comprueban que no existe peligro de una colisión, al menos durante un milenio, o probablemente más.


No hay entonces de que preocuparse y podemos disfrutar del espectáculo. Las Perseidas no ofrecen ningún peligro... en cambio son hermosas. Este será un año especial para observarlas

Fuente: http://ciencia.nasa.gov/

4 comentarios:

orejonkz dijo...

Mu güenas.
Me molan las perseidas, muchos años me cogen de vacaciones, algunos años de camping, un lugar chulo pa verlas.
El año pasado,el día en que mejor se ven, dormimos en la azotea y la verdad es que mola bastante.
Habra que anotar la fecha y no perderselo.
Un saludo y gracias por la información.

fernando dijo...

Un cita obligada cada mes de agosto. Lástima que en la ciudad por la gran contaminación lumínica cada vez se ven peor.

orejonkz dijo...

Finalmente dormi en la azotea el día 13 de agosto y fue espectador de dos grandes fenomenos:
1º- La lluvia de estrellas fugaces, que siempre es un espectaculo de la naturaleza.
2º- Dormir en la campiña cordobesa en pleno agosto con una sabana y dos mantas y ademas pasar fresquito.¡Que fenómeno!, jeje.
Venga un saludo.

i75mara dijo...

Yo también estuve un rato disfrutando del espectáculo mientras escuchaba algo de música ("the songs of distant earth", de Mike Oldfield, que era muy apropiado para el momento).