Cazando cometas

Durante las últimas semanas se ha producido mucha expectación por el destino del cometa ISON (C/2012 S1). Calificado por muchos como "el cometa del siglo", ya que según las previsiones más optimistas, dada la integridad y tamaño de su núcleo, sería uno de los más brillantes en decenios, llegó a crearse un gran revuelo por la incertidumbre de su destino al aproximarse a su perihelio, que alcanzó el 28 de noviembre pasando tan solo a 1.165.000 km de la superficie del Sol. Las redes sociales ardían esos días esperando noticias. Los que estuvimos pendientes de su paso por el perihelio enseguida empezamos a perder las esperanzas de que hubiera "sobrevivido" a esta "prueba de fuego", ya que las primeras noticias que llegaban indicaban que las altas temperaturas lo habían volatilizado. ¿Fin de la historia?.. No! Al día siguiente la sonda SOHO (Solar and Heliospheric Observatory, dedicada al estudio del Sol) detectó parte del núcleo de ISON. Todo parecía indicar que había perdido gran parte de su luminosidad, y aunque ya no sería visible a simple vista como algunos pronosticaban si hubiese superado su encuentro con el astro rey, por lo menos el cometa seguiría su recorrido. Sin embargo, el 2 de diciembre el CIOC (Comet ISON Observing Campaign) anunció su desintegración.

A día de hoy todavía sigue contemplándose la posibilidad de que quede algún pequeño fragmento de ISON, aunque muy insignificante. Ha sido una verdadera lástima, pues el espectáculo a finales de diciembre hubiera estado asegurado. Por lo menos los aficionados a la astronomía hemos podido disfrutar de su paso durante el mes de noviembre. En las madrugadas del 15, 16 y 17 de noviembre superé el frío de esas horas y lo estuve observando con unos prismáticos a su paso por la constelación de Virgo. Y os aseguro que fue todo un espectáculo.

 Cómo se pudo ver el paso de ISON el día 16-11-13 (6:30, hora local) desde el sur de España.
Imagen tomada con el programa Starry Nights.

ISON, 15-11-13.  Imagen de Trappist tomada de la Wikipedia


Por suerte ISON no es el único cometa fácilmente observable que pasa estos días por las afueras de la Tierra. Actualmente lo está haciendo LOVEJOY (C/2013 R1), que está desarrollando una cola cada vez más extensa. Aunque su pasó más cercano a la Tierra se produjo el 19 de noviembre, no se podía ver tan bien como ahora. Todavía estáis a tiempo de verlo. Yo llevo haciéndolo unos días al igual que hice con ISON. Antes del amanecer hay que mirar hacia el NE, buscando la constelación del Boyero, fácil de localizar gracias a su estrella más brillante, Arturo. Hay que darse prisa, pues LOVEJOY llegará a su perihelio el 22 de diciembre. Este cometa no es tan aventurado como ISON, pasará a 121 millones de km del Sol, así que seguirá su rumbo, que lo traerá de vuelta dentro de unos ... 7.000 años. Pensemos que la última vez que LOVEJOY estuvo por aquí estaban comenzando a aparecer los primeros asentamientos neolíticos. Da vértigo solo pensarlo, ¿verdad?

El paso de Lovejoy el 7-12-13 (desde el sur de España, sobre las 6 de la mañana).
Imagen tomada con el programa Starry Nights.

 Lovejoy. Imagen tomada de la Wikipedia.



Más información:


0 comentarios: