La Cueva de los Murciélagos

Este fin de semana estuve visitando la Cueva de los Murciélagos, un Monumento Natural cercano pero hasta ahora desconocido para mi. Localizada al sur de la provincia de Córdoba, en plena Sierra Subética, en la cima del Cerro de los Murciélagos, a escasos 4 km de la bellísima localidad de Zuheros, esta cueva destaca por la importancia de su conjunto calcáreo y por sus pinturas. Aunque se han encontrado restos del Paleolítico medio (hombre de Neanderthal, 100.000-35.000 a.C.), así como pinturas grabadas en roca y utensilios de piedra del Paleolítico superior (Homo sapiens, 30.000-9.000 a.C.), la cueva es conocida por ser uno de los yacimientos Neolíticos más importantes de Andalucía, pues hay pruebas de que alrededor del 6.000 a.C. la cueva fue habitada permanentemente por un grupo humano. De esta época se pueden observar pinturas que representan cabras así como figuras humanas, utensilios de barro, cuchillos de sílex, cuentas de collar, etc. Al fondo de la cueva se conservan los restos del enterramiento de un individuo del Neolítico que fue depositado con su ajuar en un gour (desgraciadamente la visita turística no permite observar estos restos). Después del Calcolítico (3.000-2.000 a.C.) la cueva fue abandonada y no es nuevamente ocupada hasta los siglos III y IV d.C., durante el Imperio Romano, periodo del que también se conservan algunos restos como dados de hueso o monedas de cobre. Se especula que desde entonces la cueva ha sido ocupada sucesivamente por habitantes del pueblo que se refugiaban allí en épocas de conflicto, como pudo ocurrir durante la Guerra Civil Española. Pero sin duda, lo que más llama la atención al visitante son sus conjuntos de estalactitas, estalagmitas, banderas y gours. Aunque la zona explorada tiene un recorrido aproximado de 2 km, los visitantes sólo pueden visitar unos 450 metros, recorrido que se hace prácticamente en una hora, con sus más de 700 escalones, llegando a descender alrededor de 63 metros en el interior del cerro, encontrándonos en todo momento a una temperatura constante de 9ºC. De la mano del guía podemos admirar el corredor de las pinturas, la sala de las formaciones o la sala del órgano, entre otras. Como es lógico el uso de cámaras fotográficas está restringido, por lo que sólo se puede hacer unas pocas fotografías en zonas específicas (y sin flash), un pequeño recuerdo que nos llevaremos a casa de las maravillas que esconde en su interior la Cueva de los Murciélagos. 

Más información y visitas: Portal del Ayuntamiento de Zuheros