El efecto ancla

Supongo que alguna vez habréis jugado a los ‘chinos’. Para quien no lo sepa, el juego consiste en tratar de adivinar el número total de monedas que esconden los jugadores en el puño. Pues bien, mientras ayer echábamos unas partidas por aquello de matar el tiempo, no dejaba de llamarme la atención la comprobación ‘in situ’ del denominado “efecto ancla”. También fue algo destacado por mis compañeros, aunque no conocieran el concepto en sí mismo. El primer jugador propone un número sin tener más referencias que lo que él mismo tiene en su mano, mientras que el resto va acumulando información. Pero lo interesante es ver como estos jugadores casi siempre quedan “anclados” a la primera cantidad que se ha dicho, la más aleatoria, y aunque si se apartan de esa cantidad podrían ir en la buena dirección, son reacios a alejarse demasiado.


¿Cuál es la población de Turquía? Si esto se lo preguntamos a varios sujetos, mostrándoles antes de responder la cifra de 5 millones como referencia para que digan si es mayor o menor, la estimación media será alrededor de 17 millones. Si la cifra de referencia que se les da es de 65 millones, la estimación media subirá a unos 35 millones (Turquía tiene alrededor de 50 millones de habitantes). Cuando no disponemos de conocimiento sobre un tema, solemos tomar como referencia un dato sugerido. Solemos ser proclives a que determinados datos condicionen nuestro juicio. Observad lo que pasa cuando entramos en una tienda y vemos un producto “rebajado”. En estas ocasiones el precio original hace de “ancla” al compararlo con el rebajado, y aunque la ganga no lo sea tanto, lo acaba pareciendo.

3 comentarios:

orejonkz dijo...

¿Y cual era tu teoría cuando saliendo el primero dabas con el ancla en todo el medio, eh? je,je.

Es verdad que aqui el subconsciente hace que cojamos una referencia y ante algo que no conocemos o no sabemos valorarla cuantitativamente damos por bueno el primer valor que vemos y reaccionamos a partir de este.

Por supuesto que en marketing conocen este hecho y juegan con ello.

Saludos.

Myriam dijo...

yo nunca he sabido jugar bien a los chinos... no se si es que no sirvo para barco por eso del ancla o que... en fin, será mi mente científica, que me ha enseñado a no fiarme de lo que dicen los demas.. porque se oye cada cosa...

Ulysses dijo...

El efecto ancla, es una medida de nuestra ignorancia

Saludos